GLADYS NOS DEJÓ

Se nos fue Gladys Dávalos Arze, una de las mayores contribuciones a la literatura infantil de los últimos años. Me da pena por varias razones, por su espíritu joven, que no la hacía parecer mayor de 40, a pesar de haber nacido en Oruro en 1950; por su gracia y facilidad de palabra, que lograba entusiasmar con sus poemas a niños de todas las edades; por su valiosa amistad.

Pedagoga, lingüista computacional, traductora, escritora, poeta políglota… vivió en EEUU, Chile y Alemania. Fue co-editora del Boletín de la Asociación Boliviana para el Avance de la Ciencia; miembro de la Academia Boliviana de la Lengua, Presidenta del P.E.N.-Club en La Paz y Vicepresidenta de la Asociación Boliviana de Traductores.
Entre sus libros para niños está uno de los poemarios más musicales y visualmente impactantes (ilustrado por Al-Azar) de los últimos 25 años: Helado de Chocolate (poemas para niños, 1990). La Muela del Diablo (cuentos para niños, 1990), es también un cuento poderoso, lleno de imágenes sugestivas, donde diablos y dinosaurios pelean en una batalla terrible. Todas sus obras infantiles se basan en la fuerza de la imagen y el amor por la palabra.
Gladys escribió también Corazones de Arroz (sátiras para adultos, 1989); Piel de Bruma (poemas, 1995), El Gnomo del Espejo y otros cuentos de la Real Villa de San Felipe de Austria (s/d, s/e), Ururi y los Sin Chapa (novela, 1998), El Rincón del Tigre Azul (2003), El Paraíso de los Qala Pago (2003) y Qatari y Asiru (2003).
Deja inédita la novela sobre la guerra del Chaco: Los pozos del lobo.
Escucharla presentar Ururi y los sin chapa, una novela sensible sobre la difícil vida de los niños de la calle, me enseñó que a una audiencia hay que revelarlo todo, porque lo más importante es la historia, y ésta debe poder atraerte desde el principio. Gladys hablaba con tanta pasión de sus personajes que te enamorabas de ellos allí mismo, deseando empezar a leer inmediatamente. 
Su partida nos deja un gran vacío, una sensación de fragilidad y también de gratitud, por sus hermosas obras y la pasión con la que siempre vivió su vida.

Autor: Mariana Ruiz

Fecha: 30 Octubre, 2012