Vuelan Vuelan 68: Las narraciones fantásticas de la tradición oral (V. Montoya); Aniversari de un libro y una colección (L. Cabrera Delgado); Pablo Pablovsky de Felipe Parejas (Mariana Ruiz)

Vuelan vuelan es un boletín mensual dedicado a la literatura infantil y juvenil que tiene como objetivo llevar artículos, entrevistas, reseñas de libros, notas sobre ferias, congresos y presentaciones de libros a escritores, ilustradores, docentes, psicólogos, pedagogos y personas interesadas en el tema.

Vuelan vuelan pretende ser la plataforma que dé a conocer a los autores bolivianos y extranjeros con su literatura y forma de pensar. Quiere ser una revista mediadora, que comunique los acontecimientos más importantes relacionados con la literatura infantil y juvenil. Desea ser portavoz de artículos interesantes sobre el tema infantil que enriquezcan la formación teórica de nuestros lectores. Pero, sobre todo, quiere ser un enlace nacional de la literatura infantil boliviana.

Vuelan vuelan también abre sus puertas a opiniones, comentarios y material que puedan hacernos llegar los lectores para que este boletín sea un punto de encuentro de la literatura infantil y juvenil capaz de unir a todo el país en favor de nuestros niños y jóvenes.

LEYENDO LITERATURA INFANTIL  

                                                             Las narraciones fantásticas de la tradición oral

Víctor Montoya
Escritor y pedagogo


  En culturas como la boliviana, donde se mantienen vivas las creencias pagano-religiosas, los habitantes tienen la mente proclive a las supersticiones y la cotidianeidad está transversalmente atravesada por la tradición oral, cuya sabiduría cultural se transmite de padres a hijos, de adultos a niños, a través de leyendas, mitos, cantos, oraciones, fábulas, refranes, conjuros y otras formas de manifestación de la oralidad, que ha sido desde siempre una de las mejores formas de preservar los conocimientos ancestrales y transmitirlos como testimonios de épocas pretéritas a las nuevas generaciones, con la finalidad de que éstas enriquezcan su bagaje cultural con los aportes del ingenio popular.

No existe un solo individuo que no haya alimentado su fantasía con las narraciones de la tradición oral, puesto que en todos los hogares se cuentan historias de espanto y aparecidos, con las que disfrutan tanto los niños como los adultos. Los cuentos de terror o de fenómenos paranormales siempre fueron una fuente de la que bebieron los escritores, porque contienen temas y personajes que nos son familiares desde la cuna hasta la tumba.

Desde la más remota antigüedad, todas las civilizaciones crearon a sus personajes fantásticos, concediéndoles atributos que los diferenciaban de los simples mortales. Ahí tenemos a los titanes y dioses mitológicos, que poseían poderes sobrenaturales y una vida contextualizada en dimensiones extraterrenales.

Muchos de estos personajes ficticios, creados por la fantasía de los hombres primitivos y modernos, han llegado a formar parte de las comunidades urbanas y rurales debido a que tienen una poderosa fuerza de atracción, que nos permiten cumplir nuestros sueños y deseos a través de las aventuras y desventuras que ellos protagonizan en el mundo fantástico que los rodea, casi siempre estructurado sobre la base de una imaginación que transgrede los límites del racionalismo y la lógica formal.  

Los personajes fabulosos, hechos de magia y fantasía, rompen con las franjas temporales y espaciales de un modo particular, ya que poseen la facultad de morir y resucitar, de aparecer y desaparecer, de transformase en entes materiales e inmateriales y, sobre todo, la facultad de ser dioses y hombres y a la vez; una dicotomía que forma parte de su esencia desde el instante en que fueron creados como tales por la imaginación de los simples mortales que, desde la edad primitiva de las civilizaciones, tuvieron siempre la necesidad de creer que existen, en otras dimensiones, seres más poderosos que los individuos del mundo terrenal.

No es casual que los hombres primitivos, con una fantasía similar a la de los niños, hayan sido capaces de crear a los dioses y demonios, con la finalidad de proyectar su propio fuero interno, que luego se fue transmitiendo de boca en boca y de generación en generación, hasta llegar a nuestros días como un legado de nuestro pasado histórico.

Las narraciones fantásticas no son una invención de los escritores modernos, sino de los cultores de una antigua tradición literaria anclada en la oralidad de las viejas culturas de Oriente y Occidente, pero también de las culturas  precolombinas, como en el caso de América Latina. Lo que quiere decir que la explicación empírica de la realidad, con una sobredosis de ficción, siempre ocupó la mente de los hombres en todas las épocas y culturas.

Lo interesante es que las narraciones de la tradición oral, de un modo general, son similares en todas las culturas, así éstas no hayan establecido un contacto directo. Lo que hace suponer que los individuos, indistintamente del lugar geográfico y la época, compartían las mismas necesidades de despejar las dudas concernientes a los fenómenos físicos de la naturaleza, los instintos naturales de la condición humana, los misterios de la vida, la muerte y, por supuesto, la  existencia de otras formas de vida después de la muerte; de lo contrario, no se creería en la existencia de una vida en el más allá ni en el espíritu de los individuos que, después de muertos, retornan como condenados al reino de los vivos.

Todas estas creencias fascinantes del ingenio popular son elementos que sirven como base en la re-creación de una obra literaria que, más que ser el producto de una poderosa mente creadora, resulta ser el compendio de la memoria colectiva; es decir, la tradición oral convertida en literatura. No obstante, a pesar de esta evidencia, existen todavía quienes aseveran que las obras de carácter fantástico son creaciones auténticas y originales de los tiempos modernos; una afirmación que, desde luego, está lejos de la verdad, puesto que la literatura fantástica, en su forma oral y escrita, existió desde siempre. Por lo tanto, como enseña el sabio proverbio: "No hay nada nuevo bajo el sol".

Todos los escritores, de un modo consciente o inconsciente, son plagiadores de los autores y las obras que los precedieron en su proceso de aprendizaje escritural. Esto lo reconocen, con la mano en el pecho, incluso los autores más prestigiosos de la literatura universal, conscientes de que el imaginario popular, desde los albores de la comunidad primitiva, fue el principal generador de narraciones que pretendían mostrar lo irreal o extraño como algo cotidiano y común.

La llamada literatura fantástica de nuestros tiempos, con personajes monstruosos y temas que abordan situaciones fabulosas, tiene sus referentes en autores y obras que se escribieron mucho antes de la Era cristiana, como el "Poema de Gilgamesh", donde intervienen gigantes, dioses y hechos sobrenaturales. Asimismo, en los poemas épicos de Homero, particularmente en la "Ilíada" y "Odisea", se describen numerosos episodios protagonizados por personajes mitológicos y criaturas fabulosas, que no existen en la realidad pero si en el imaginario popular o en la cosmovisión de un universo ficticio narrado con verosimilitud, intentando convencer al lector de que es posible lo imposible, como ocurre en los cuentos de "Las mil y una noches", que no tienen autor conocido, debido a que provienen de la tradición oral, como todos los cuentos compilados por Charles Perrault y los Hermanos Grimm.

Tampoco es casual que los escritores del llamado realismo mágico, desde Juan Rulfo hasta García Márquez, hayan encontrado su fuente de inspiración en varias de las narraciones del mundo bíblico, donde aparecen personajes con asombrosos poderes sobrenaturales y se describen episodios insólitos que, más que haber existido en la realidad, parecen haber sido arrancados de las páginas de una novela del género fantástico.

De modo que la narrativa fantástica de nuestros tiempos honda sus raíces en los relatos de la tradición oral, en las cuales los cuenteros natos, para lograr personajes debidamente caracterizados y argumentos sostenibles, dieron verosimilitud interna a lo fantástico o irreal, como en la retórica destinada a convencer de que lo negro es negro y lo blanco es blanco. Por eso mismo, los personajes y temas, plasmados en universos fantásticos de la forma más convincente y clara posibles, se acercan a los pensamientos y sentimientos de los oyentes y lectores, quienes se interesan, se identifican y se reconocen en las historias narradas con los recursos concebidos por la imaginación, capaz de mostrar que existen hechos reales que tienen una connotación fantástica, como existen hechos fantásticos que forman parte de la realidad cotidiana.
 
                                                                         Aniversario de un libro y una colección


  Luis Cabrera Delgado
Escritor cubano

  En 2014 se cumplió, sin celebración ni recordatorio alguno, el décimo quinto aniversario de una modesta y efímera, pero trascendental, colección de literatura infantil: Para un príncipe enano, que desde la Dirección de Información del Ministerio de Cultura de Cuba creara Enrique Pérez Díaz, quien aparecía en aquella época en el ámbito literario cubano con grandes deseos de hacer y renovar la creación y producción literaria de la serie infanto juvenil. Con el propósito de honrar la memoria de José Martí en el centenario de la publicación de su revista La Edad de Oro, Enrique organiza esta colección para divulgar, pues éste era el principal objetivo del sello, la creación inédita, entre otros, de los muchos autores que habíamos ido apareciendo en la década de los 80.    
Para un príncipe enano tuvo una humilde presencia: cinco o seis hojas impresas por ambas caras, dobladas a la mitad sin ni siquiera una presilla que las sostuviera, con  alguna ilustraciones a línea y dentro de una cartulina de un feo color amarillo.
  
Estos folleticos, catalogados con entusiasmo como libros por quienes en ellos publicamos, prologados por destacados escritores o editores, servían para, de mano a mano, la mera promoción de los autores, pues las publicaciones no se comercializaban y sus tiradas (no sé el número exacto de ejemplares) eran bien pequeñas. A pesar de lo simple de su formato, la colección tuvo el mérito de publicar por primera vez las letras de las canciones de Teresita Fernández, una importante canta autora cubana, en el volumen Porque tenemos el corazón feliz; también de dio a conocer el cuento Sorcita, de Nersys Felipe, el que con el paso del tiempo se ha convertido en una joya, tierna y emotiva, como toda la obra de esta autora, de referencia en la literatura cubana, y no sólo por la osadía de darnos una monja como protagonista de un cuento para niños (recuérdese que en esa época, la Constitución vigente decía que Cuba era un país ateo, y nada que oliera a religión era bien visto por las autoridades gubernamentales), sino por la pulcritud de su narración y lo hermoso de la historia que narra.
   
Otros varios fueron los títulos interesantes que se publicaron en la colección, pero destacan, por la trascendencia que tuvieron posteriormente en el desarrollo de la serie. Cito en primer lugar La extraña familia de Luis Tosco, de Eric González  Conde; este libro, según el criterio de Julio Llanes, aborda el aspecto social del controvertido tema de nuestra realidad con sus aristas difíciles, a veces incomprensibles, del ambiente campesino, pero con la frescura, el humor cubanísimo, el desenfado maravilloso, transitando los caminos del absurdo y la hipérbole. La saga posterior de  la familia Toco, en 1993 quedó finalista del Premio Lazarillo, uno de los más connotados de España.
 
También aparecieron en esta colección Yo Mónica y el monstruo, de Antonio Orlando Rodríguez, texto que cuestiona y critica la, hasta ese momento, idílica figura de la maestra; y Claro de luna, de Luis Carlos Suárez; título este en el que quiero detenerme de manera especial.
   
Es curioso el hecho de que fuera Enrique Pérez Díaz quien motivara este cuento, pues, influenciado por la literatura europea de la segunda mitad del siglo XX, y de autores de otras latitudes, como la brasileña Ligya Bonjuga Nunes, a finales de la década de los 80, a través de las páginas del periódico "Juventud Rebelde",  lanzó un reto a los autores cubanos para que abordaran lo que él consideraba le faltaba a la serie infanto juvenil cubana de aquel momento, y fue Luis Carlos quien tomó el bastón y llegó a la meta con Claro de luna; cuento que centra su conflicto, por primera vez en la literatura cubana para niños, en la ruptura matrimonial de los padres de la protagonista y en la repercusión que tiene, no sólo en el cambio de actitud de la madre, sino también en lo que ello afecta a la hija. De manera colateral, Luis Carlos se refiere también en este texto a los problemas de otras familias disfuncionales,  abriendo así una brecha, que llega hasta los días de hoy, y que ha inundado hasta la saciedad los estantes de las librerías, con los temas de cuestionamientos familiares.
  
Para comprender la trascendencia y osadía, en aquel momento, de Claro de Luna hay que ir casi veinte años atrás, cuando la década de los 70 se inicia con un importante acontecimiento, y fue la celebración  del Primer Fórum sobre Literatura Infantil y Juvenil, efectuado en La Habana, del 14 al 16 de diciembre de 1972, y si bien en él hubo una tendencia de achatar la literatura infantil a planos puramente realistas y con una marcada intención ideologizante, la conferencia de Mirta Aguirre: Verdad y fantasía en la literatura para niños, vino a salvar la versatilidad temática y formal de las letras para niños, aunque no el endulcoramiento idílico de una realidad social y familiar que predominó en las décadas de los 60, 70 y 80.
  
Entre los saldos positivos de este fórum, se debe mencionar la formación del Grupo Permanente de Literatura para Niños y Jóvenes, en el Ministerio de Educación, que propició que se incluyera el género en los más importantes concursos nacionales (el Premio de la UNEAC "Ismaelillo", en prosa y  poesía [1973]; el "26 de Julio", de la FAR [1974]; el Premio "Casa de las Américas" [1975] y el "13 de Marzo" de La Habana [1975]), lo que incentivó la creación y dio lugar a la aparición de nuevos autores; aunque si se revisa la lista de escritores premiados en esa década, vamos a ver cómo la mayoría tuvo una efímera aparición en las literatura infantil, y pocos son los libros que de alguna manera han resistido el paso del tiempo, reconociéndoseles hoy en día sus valores estéticos. 
  
Igual ocurre con el catálogo de la Editorial Gente Nueva, la única que en esa época publicaba literatura para niños y jóvenes, donde encontramos mayormente libros llanos, simplones y educativos, sin olvidar la función de transmitir doctrina revolucionaria como consecuencia lógica de dos de los cinco puntos abordados en Fórum del 72: "el libro para niños y jóvenes sobre la base de nuestra ideología" y "la literatura al servicio de los programas escolares". Pero en los 80 hay una eclosión en la literatura para niños en Cuba, dado por la aparición de nuevos autores, que con sus libros van a comenzar a abrir nuevos derroteros temáticos y estilísticos, con enfoques diferentes, de los de hasta ese momento manejados, de la realidad. Omar Felipe Mauri en un ensayo titulado: Lecciones de familia (1), plantea que en 1983 (y da exactamente ese año no sé por qué) aparece, en el proceso de consolidación de la serie literaria infantil, lo que él llama cuasi familia, donde padre y madres son ignorados, o acaso simplemente sugeridos, por el autor, y se coloca a los abuelos como centros del hogar, y de la obra. Sin embargo, yo considero que éste es un fenómeno que aparece ya en algunos de los cuentos de La Edad de Oro, y en obras fundacionales más recientes como Aventuras de Guile y, posteriormente, en El cochero azul, ambas de Dora Alonso, donde no existen o están incompletas las figuras parentales; fenómeno que también se encuentra en Román Elé, de Nersys Felipe, y en algunos de  los cuentos de Onelio Jorge Cardoso (recuérdese el abuelo de "El cangrejo volador" y la mamá de "Los tres pichones"). Pero tanto en esta obras, como otras muchas que aparecen en los 80, donde ciertamente los abuelos (Ciclones y cocuyos y Abuelita Milagros, de Antonio Orlando Rodríguez; ciclo que cierra magistralmente La noche, de Exciclia Saldaña), y en ocasiones las tías (Tía Julita, de Luis Cabrera Delgado) y tíos (Escrito para Osmani, de Alberto Serret),  son los personajes importantes en la vida de los niños protagonistas, aunque siempre van a ser familias sin desavenencias en sus relaciones, donde los conflictos de las tramas son ajenos a las relaciones interpersonales, y las figuras adultas son afectuosas, preocupadas y solícitas con el niño.
  
Los libros posteriores de Luis Carlos vuelven una y otra vez al desgarramiento afectivo provocado por la separación o insensibilidad de los padres; también ha abordado los conflictos de la tercera edad, la obsesión por las apariencias y los dilemas entre los valores humanos y las riquezas materiales; pero en todos los casos, con un visión esperanzadora, pero  Claro de Luna, su primer libro, fue el que abrió la puerta para que en los años 90 se comenzaran a abordar cualquiera de los conflictos que  pueden afectar al ser humano: problemas de inserción social por alcoholismo, conducta social inapropiada, delincuencia, prostitución...; hogares disfuncionales, discapacidad física o mental, discriminación racial o por preferencia sexual...
   
Los caminos temáticos en la actualidad son múltiples y variados, manejados en ámbitos puramente realistas, en detrimento con los recursos fantásticos, que han pasado a segundo plano (no en el caso de Luis Carlos que sí maneja elementos fantásticos, vinculados con la realidad que aborda). Considero que en Cuba los conflictos de moda han transitado por los niveles personales, familiares, escolares y de inmediatez social, mientras que en otras latitudes, la literatura infantil ha sido capaz de inmiscuirse en situaciones más profundas, como pueden ser los relacionados con la violación de los derechos humanos (Paso a paso. Vuelve papá, de Irne Vasco, publicado por Panamericana Editorial, Bogotá, 1995), el ejercicio de la democracia (Revobulliprotesta, de Rosalba Guazmán, publicado por Gente Común, Bolivia, 2002), la ilegalidad de la política (La composición, de Roberto Skarmeta, publicado por Ekaré, Caracas, 1998), el totalitarismo, los abusos de poder (La rebelión de los conejos mágicos, de Ariel Dorfaman, publicado por Ediciones de la Flor, Buenos Aires, 1987)...; pero en nuestro medio no han aparecido aún los libros que aborden esta problemática. Hace falta, quizás, otro Claro de luna que alumbre nuevos derroteros literarios.
(1)   Lecciones de familia (p: 52), en La isla de los niños. Ensayos de Literatura Infantil Cubana. Editorial Oriente. Santiago de Cuba, 2002.     LOS LECTORES TIENEN LA PALABRA     Con todo el respeto que merecen los destacados especialistas que hicieron la selección de los supuestos mejores libros para niños y jóvenes publicados en 2014 en España, no deja de sorprenderme y, ¿para qué ocultarlo? molestarme, el hecho de que una abrumadora mayoría de los álbumes y bastantes títulos en las otras categorías no sean otra cosa que traducciones, incluso de títulos bastante antiguos. Nadie pone en duda la calidad de los títulos de Maurice Sendak, Janosch, Ulises Wensell o Janusz Korczak e incluso su carácter innovador en su momento. Pero escoger nuevas ediciones de libros ya canónicos como lo mejor del recién concluido 2014 me sabe, como mínimo, a pereza intelectual. Quiero creer que cada uno de los especialistas consultados en realidad escogieron títulos recientes de gran calidad y originalidad; pero que al cruzar las listas, solo salieron los que acumulaban más votos.

La Academia Boliviana de LIJ no ha hecho más que reproducir una lista sumamente divulgada, y no es responsable de ella. Pero esto precisamente esto hace mayor la responsabilidad de quienes elaboran estas selecciones, que luego recorren el mundo y tienen gran influencia. Pienso que en estos casos debería tenerse en cuenta no sólo el interés de las editoriales y las ventas, sino también de la creación contemporánea, que necesita más que cualquier otra categoría, el respaldo de la crítica.

Postdata: Me hubiera gustado que al reproducir mi mensaje por Navidades y Año Nuevo, se hubiera reproducido la postal que dibujé y adjunté a dicho mensaje. Sin ella no se entiende el verdadero sentido de mis tres frases y se pierde su sabor.

 Un abrazo,

Joel Franz Rosell (es así que se escribe mi nombre)

UN LIBRO QUE NO TE PUEDES PERDER

                                                                                        Pablo Pablovsky de Felipe Parejas

Mariana Ruiz

  
Pablo Pablovsky no fue mordido por un insecto radioactivo, ni perdió a sus padres en un asalto a media noche, ni tiene súper poderes. Lo que tiene son... poderes a secas, como causar diarrea a los profesores, cantar canciones antiguas en japonés (idioma que desconoce) y la capacidad de hacer aparecer cebras y conejos en situaciones extremas. Los poderes de Pablo Pablovsky son algo ridículos. Sin embargo, ¡pueden ser muy útiles!

Junto a su amor secreto, Maki, -una muchacha hija de padres japoneses- y su amigo Lucas, (al que sus padres le pusieron el nombre en honor a Luke Skywalker) Pablo se embarcará en una pesquisa para conocer el origen de estos poderes, descubriendo en el camino el significado de la amistad, los lazos de familia y el amor.

Esta novela, editada bajo el sello Puraletra de la Editorial La Hoguera, está dirigida a lectores a partir de los 12 años. Está llena de referencias "geek", alusiones a las redes sociales, al infierno que puede ser un colegio sin amigos y a situaciones cómicas que harán desternillar de risa a jóvenes y adultos.

Felipe Parejas es publicista, se inició en la literatura con su colección de micro-cuentos "Pequeños insolentes" que ha sido recibida con éxito entre los lectores jóvenes. Se dedica a la publicidad, la escritura de guiones de televisión y otras actividades creativas, siempre inspiradas por el cine, la televisión, los cómics y la cultura popular en general.
  Título: Pablo Pablovsky. Adolescente mutante
Autor: Felipe Parejas
Ilustrador:  Geek. Estudio Creativo
Género: Novela
Año: 2014
Santa Cruz, Bolivia


TE RECOMIENDO UN LIBRO

Mariana Ruiz
Escritora boliviana


El tapiz de la abuela
Omar S. Castañeda
Ilustraciones de Enrique O. Sánchez


 

 

Esperanza vive en el campo, en las afueras de la ciudad de Guatemala. Junto a su abuela, ambas tejen hermosos textiles para vender. Hoy será la primera vez que Esperanza se dirige a la gran ciudad para ofrecer sus trabajos. Su abuela la acompañará, pero de lejos, tiene miedo que la gente se asuste con una cicatriz que tiene en la cara y discriminen sus preciosas telas. Afortunadamente, nada de eso pasará y la belleza de los dibujos en el tapiz (que tienen imágenes del Popol Vuh y las tradiciones mayas) llamará la atención de muchos clientes. Omar S. Castañeda vive en Estados Unidos y es guatemalteco de origen, este libro fue seleccionado con el Parent´s Choice Award en 1993.






Cuentos algo extraños
Rosalba Guzmán Soriano, Paola Márquez Ochoa y William Meneses Franco
Ilustraciones de Al-Azar
Ministerio de Educación, 2005
La Paz, Bolivia


Tres cuentos que se presentan en formato bilingüe, en aymara y español, para disfrute del lector. Rosalba Guzmán, en "El tesoro escondido" habla del misterioso fuego que aparece en la pared del patio de su casa; Paola Márquez relatan en "El extraño suceso de Juan moscas" un cuento ambientado en la época colonial, donde Juan Moscas decide hacerle caso a un sueño y viajar hasta Potosí para ver si se hace realidad. William Meneses en "Agapito y el duende flechazo" cuenta un emocionante relato sobre la confrontación entre un niño y un duende, quien pierde perderá todas su canicas. Todos los cuentos hablan acerca de la inteligencia y habilidad de sus héroes y heroínas para resolver sus problemas.
 







EL RINCÓN DEL CÓMIC

Mariana Ruiz
Escritora boliviana


Escuela de monstruos. El Bruno (Mauro Serafini)

 

 

 

Tomás no ha podido ingresar en ninguna escuela normal, es tan travieso que sus padres prefirieron mandarlo a una escuela de monstruos en Transilvania, ¡donde es el único niño humano! Pronto demostrará que tiene las habilidades necesarias para calificar como un pequeño monstruo. Sus compañeros son versiones en miniatura de los monstruos clásicos: Fulvio es un pibe-lobo, Klaus es un pequeño Frankenstein y Lili también, hay una zombie linda que lo enamora y miles de aventuras divertidas para contar. Nacida en la revista argentina "Billiken" en el 2012, esta historieta lleva publicados cuatro tomos y se ha ganado un público fiel por su expresividad gráfica, su ligereza y su desparpajo.




EL DÍA A DÍA EN LA LITERATURA INFANTIL
 

1. Verónica Linares asume la presidencia de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil

Después de cuatro años de arduo trabajo (2011-2014), Liliana De la Quintana deja la presidencia de la Academia Boliviana de LIJ. Su gestión se caracterizó por una excelente difusión de la LIJ boliviana hacia latinoamérica y un gran fortalecimiento en las relaciones con instituciones dentro del país que actualmente valoran el trabajo de la Academia. En ese sentido la Academia ha auspiciado concursos de Literatura Infantil, ha convocado a la selección de los mejores libros publicados en Bolivia, ha sido participante activo en la Feria de LIJ de La Paz, y ha publicado, junto al Ministerio de Culturas, el libro Te regalo el mar con el aporte de autores e ilustradores de toda Latinoamerica. Durante esta gestión la Academia recibió dos premios importantes: la Distinción del Gobierno Autónomo Municipal y Oficialía Mayor de Culturas de La Paz (2013) y el Premio Nacional y Latinoamericano de Literatura Infantil y Jvuenil "Hormiguita Viajera", Biblioteca Madre Teresa de Calcuta, Buenos Aires (2013).


Verónica Linares Perou es la nueva presidenta de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil. Verónica nació en La Paz el año 1970. Estudió Educación Inicial en la Pontificia Universidad Católica de Chile, posteriormente realizó una Maestría en Educación en Bogotá y una Maestría de Literatura Infantil con la Universidad Autónoma de Barcelona y el Banco del Libro de Venezuela.  Se ha desempeñado como profesora del ciclo inicial en Chile, Colombia y Bolivia, y fue directora pedagógica de un jardín de niños. Actualmente es profesora del ciclo primario y tiene  cuatro hijos que constantemente la motivan en la creación de sus cuentos.

Tanto sus estudios como su experiencia con niños de nivel inicial le han permitido iniciarse en el campo de la literatura infantil, teniendo en cuenta que ésta es parte esencial del crecimiento integral de cada niño, y un aporte a la construcción de su felicidad. Tiene 6 obras de literatura infantil: "Los guantes de Agustina", "La paloma verdiazul", "Zacarías", "La vaca que quería ser blanca", "En busca de un caballito de mar (finalista del Concurso Fundalectura 2008) y "El misterio de las ranitas".


2. "Fábula Verde" de Isabel Mesa se presenta en La Paz

Isabel Mesa Gisbert presenta una nueva novela infantil. Fábula Verde obtuvo la Primera Mención en el "Primer Premio Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil" convocado por la Academia Peruana de Literatura Infantil en 2012. La novela de Isabel Mesa fue editada en Ecuador y Perú por el Grupo Editorial Norma y actualmente distribuída en Bolivia por Librería Gisbert.
 
Fábula verde es una novela de ciencia ficción ambientada en una ciudad del futuro en la que tanto animales como plantas han desaparecido del planeta y donde la tecnología es lo central. El gerente de una editorial que produce libros electrónicos decide lanzar al mercado un libro de fábulas que será el boom comercial de ese momento, pues la gente está deseosa de conocer a estos seres inexistentes. De esa manera, exige a sus editores encontrar esas historias en un mundo en el que no hay un solo indicio sobre cuentos de animales. Pero la historia, de pronto se convierte en una aventura de persecusión en este mundo gris de hormigón armado y tecnología.
 
Paralelamente a la ficción, la novela muestra una seria investigación que rescata las fábulas indígenas recopiladas por todos los cronistas de los siglos XVI, XVII y XVIII; y además, también el rescate de fábulas actuales cuyas raíces no van más allá de la primera mitad del siglo XX.

El libro se presentará el día martes 24 de febrero a horas 19:00 en las instalaciones del Espacio Simón I. Patiño (Av. Ecuador esq. Belisario Salinas No. 2503).


  3. "Te regalo el mar" se presenta en La Paz




"Te regalo el mar" es una compilación de varios textos e ilustraciones sobre el mar, escritos e ilustrados por muchos autores latinoamericanos quienes, generosamente, han regalado sus obras a los niños bolivianos, las mismas que han sido compiladas por el escritor cubano Luis Cabrera Delgado. La producción de este libro ha sido impulsada y dirigida por Liliana De la Quintana, y ha sido editada gracias al Ministerio de Cultura de Bolivia.

Este libro se presentará el próximo martes 10 de febrero a horas 19:00 en los salones de la Vicepresidencia.






4. Ganadores del Concurso Municipal "Historias chiquitas y Ch'ukutas"

El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz dio a conocer a los ganadores de la tercera versión del Concurso Municipal de Literatura Infantil "Historias chiquiitas y Ch'ukutas Yolanda Bedregal, 2014. En esta versión los ganadores en la categoría niños son Kalev Jonathan Guaraz Tarquino con "Sueño ser como el Puma Katari" y Fabián Brian Espinoza Torrez con "El escuadrón de súper alimentos". En la categoría de jóvenes ganaron Cristian Méndez Villegas con "La llamita que miraba una llamita" y Camila Castro Mendoza con "Me llaman Choco". En la categoría adultos obtuvieron el premio Waldo Iván Castro Román con "El loro de Doña Margarita" y José Gabriel Ramirez con "Un avión sobre La Paz". De acuerdo a las bases del concurso, los cuentos deben promover valores como la convivencia intercultural, el respeto de las diversidades, la cultura de paz, la prevención de riesgos, la cultura ciudadana, el amor por la ciudad, el cuidado de la escuela, la prevención de la violencia y el abuso contra los niños. Las obras ganadoras se reúnen en un libro de cuentos auspiciado por el Gobierno Autónomo de La Paz.

5. Revista virtual "Benjamín" No. 18


El contenido de este mes incluye la Editorial, Benjamín te enseña a crecer, Papelino de Irene Evel Cordiano (Argentina), Benjabús y A jugar.
Suscripciones al correo
[email protected]

6. Afiche de IBBY para el Día del Libro Infantil

Cada año, una sección nacional del IBBY tiene la oportunidad de ser la patrocinadora internacional del Día del Libro Infantil y selecciona a un escritor representativo y a un reconocido ilustrador de su país para que elaboren el mensaje dirigido a todos los niños del mundo en un afiche que se distribuye por todo el mundo.

Este año, el país elegido es Emiratos Árabes Unidos. El diseño del cartel es de la ilustradora Nasim Abaeian, y el texto, de Marwa Obaid Rashid Al Aqroubi, destacada figura de la literatura infantil en su país. El título del mensaje es: "Muchas culturas, una historia"

 

   



7. Fundación Cuatrogatos da a conocer los 20 mejores títulos publicados el 2014

La Fundación Cuatrogatos es una organización sin fines de lucro creada en Miami por los escritores Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez para trabajar a favor de la cultura y la educación, selecciona cada año los veinte mejores títulos publicados el año interior en lengua española por editoriales de Iberoamérica y Estados Unidos. Su objetivo es contribuir a la difusión y la lectura de libros de alta calidad creados por escritores e ilustradores iberoamericanos. Se trata de 20 libros altamente recomendados por sus valores literarios y plásticos, que a juicio de la fundación merecen tener la mayor difusión. Al otorgarles este reconocimiento, se pretende contribuir a que lleguen, durante el 2015, al mayor número posible de hogares, escuelas, bibliotecas y otros espacios donde se propicie el encuentro de los jóvenes lectores con obras de la mayor calidad.

Los premios fueron escogidos por un equipo de profesionales de formación multidisciplinaria -filología, educación, periodismo, sociología, bibliotecología, teatro-, que comparten el interés por la creación y el estudio de la literatura infantil y juvenil.

Al sur de la Alameda
Diario de una toma
Lola Larra
Ilustraciones de Vicente Reinamontes
Santiago de Chile: Ekaré Sur, 2014

Cielo de agua
Aramís Quintero
Ilustraciones de Betania Zacarias
México D.F.: Fondo de Cultura Económica, Fundación para las Letras Mexicanas, 2014

Cocorococó
Didi Grau
Ilustraciones de Christian Montenegro
Buenos Aires: Pequeño Editor, 2014

Cu Canguro
Gabriela Keselman
Ilustraciones de Nora Hilb
Buenos Aires: Norma, 2013

De paseo
Texto de Estrella Ortiz
Ilustraciones de Paloma Valdivia
Santiago de Chile: Editorial Amanuta, 2014

12 poemas de Federico García Lorca
Federico García Lorca
Ilustraciones de Gabriel Pacheco
Sevilla: Kalandraka Ediciones Andalucía, 2014
(Reseña en Babar)

Duerme, niño, duerme
Texto de Laura Herrera
Ilustraciones de July Macuada
Santiago de Chile: Ediciones Ekaré Sur, 2013

Feliz Feroz
El Hematocrítico
Ilustraciones de Alberto Vázquez
Madrid: Anaya, 2014

¡No!
Marta Altés
Barcelona: Thule, 2013

El paseador de perros
Daniel Nesquens
Ilustraciones de Erica Salcedo
Madrid: Ediciones SM, 2014

Polvo de Roca
Nono Granero
Ilustraciones de Géraldine Alibeu
Barcelona: A buen paso, 2014

La puerta de los pájaros
Gustavo Martín Garzo
Ilustraciones de Pablo Auladell
Madrid: Impedimenta, 2014

Rompecabezas
Diego Bianki
Buenos Aires: Pequeño Editor, 2013

Rompecabezas
María Fernanda Maquieira
Ilustraciones de Karina Maddonni
Buenos Aires: Alfaguara, 2013

El secreto de Sofía
Niñocactus
Ilustraciones de Claudia Degliuomini
Salamanca: La Guarida Ediciones, 2014

Tristania
Andrés Acosta
Ilustraciones de Marco Chamorro
México D.F.: Ediciones El Naranjo, 2014

Un cóndor en Madrid
Paloma Muiña
Ilustraciones de Mercè López
Zaragoza: Edelvives, 2014

Un señor muy recto & una señora con muchas curvas
Fidel Sclavo
Montevideo: ¡Más Pimienta!, 2013

La voz del árbol
Vicente Muñoz Puelles
Ilustraciones de Adolfo Serra
Madrid: Anaya, 2014

Zoom
Andrea Ferrari
Buenos Aires: Ediciones SM, 2013

Fundación Cuatrogatos tiene un folleto virtual en el cual, además de los 20 mejores, recomienda 80 obras infantiles y juveniles en
http://cuatrogatos.org/docs/pdf/Premio_2015_LowRes.pdf

8. XXV Bienal de Ilustraciones Bratislava 2015

La Bienal de Ilustraciones Bratislava es una muestra competitiva de ilustraciones originales de libros para niños y jóvenes. Los trabajos que participan deben pertenecer a un solo ilustrador. Cada ilustrador debe enviar un máximo de 10 ilustraciones que se encuentren en dos libros. Los ilustradores que participan por primera vez podrán enviar ilustraciones de los trabajos realizados en los últimos cinco años. Los ilustradores que ya han participado en el concurso deben enviar los trabajos realizados entre 2013 y 2015.

Mayor información:
http://www.clijcat.cat/consell/descarregues/noticies/bib-2015-statute.pdf



9. VIII Premio Internacional Compostela para Albumes Ilustrados

El Departamento de Educación del Ayuntamiento de Santiago de Compostela, en colaboración con la editorial Kalandraka convoca el VIII Premio Internacional COMPOSTELA para Álbumes Ilustrados. Podrán participar todas las obras que se puedan incluir en la categoría de álbum ilustrado: un libro en el que el relato se cuenta a través de imágenes y textos, de tal manera que ambos se complementen. Las obras deberán ser originales e inéditas. Podrán participar una o varios autores/as de texto e ilustración de cualquier nacionalidad. Los proyectos podrán presentarse en cualquier tamaño, técnica y formato, pero la extensión no deberá superar las 40 páginas interiores (sin contar guardas ni cubiertas).

Los trabajos serán remitidos o entregados en el Registro General del Ayuntamiento de Santiago de Compostela (calle del Presidente Salvador Allende núm. 4, 15705 Santiago de Compostela. A Coruña. España). El plazo de presentación finaliza el 6 de marzo de 2015. Se establece un único premio, dotado de 9.000 €, en concepto de adelanto por los derechos de autor.
 
Mayor información:
[email protected]
www.santiagodecompostela.org
Tfno.: +34 981 554 400 - Fax: +34 981 571 511
 
Kalandraka
Rúa de Pastor Díaz, nº1, 4ºA 36001 Pontevedra - España
[email protected]
www.kalandraka.com
Tlfno.: +34 986 86 02 76 - Fax: +34 986 10 02 80 Correo de contacto: [email protected]
 

 10. Ganadores del Premio Casa de las Américas
El jurado, integrado por Edgar Allan García, (Ecuador), Ema Wolf (Argentina) y Rubén Darío Salazar (Cuba) decidió por unanimidad, de entre 116 obras presentadas, otorgar el Premio Casa de las Américas a la obra:   El niño congelado, de Mildre Hernández, Cuba. Por ser una obra risueña, paródica y desprejuiciada donde se muestra una cotidianidad que no es tranquilizadora, sino más bien surrealista, donde todo está a la vista del que quiera enterarse, sin mensajes aleccionadores, mediante guiños a una realidad plena de conflictos y contradicciones.   Menciones: Cuando llega el dragón, de Maricel Palomeque, Argentina. Ojo de agua, de Christian Nelson Medina Negrín, Cuba.


11. Actualización Académica en Literatura Infantil a distancia (Argentina)
Cursada a Distancia Vía Campus Virtual
ABIERTA LA INSCRIPCIÓN PARA COMENZAR EN MARZO


Contenido:

Ciclo I

Introductorio: Primer acercamiento al campo.

1.. Breve historia de la literatura infantil.
2.. Teoría de la lectura y de la comprensión aplicada a la literatura infantil.
3.. Animación a la lectura en contextos formales y no formales.

Ciclo II

4.. Literatura infantil e ilustración.
5.. Literatura infantil y escuela.
6.. Crítica literaria aplicada a narrativa infantil.

Destinatarios

Docentes de enseñanza primaria y Nivel Inicial; profesores en letras (o título similar), bibliotecarios, otros graduados universitarios o de institutos de formación docente.

Duración: ocho meses.

En el campus virtual, encontrarán el material de estudio y de consulta, textos complementarios de profundización, los foros y la mensajería interna para comunicarse con otros compañeros, con los profesores y con la coordinadora académica.

Número: 68

Fecha: Enero, 2015