Vuelan Vuelan 81: Los niños de la calle en una novela juvenil (V. Montoya), Entrevista con Manuel Peña Muñoz (Fundación Cuatrogatos), Hamza y los escaladores de Dubai (L. De la Quintana), Julieta Rabieta de Carolina Maldonado (I. Mesa)

2006 - 2016
10 años en favor de la LIJ

Vuelan vuelan
Año 8, boletín 81

Abril 2016
Visita nuestra web: www.ablij.com

  • Distinción de la Comisión de Fomento a la Cultura Herrmann de La Paz (2009)
  • Distinción del Gobierno Autónomo Municipal y Oficialía Mayor de Culturas de La Paz (2013)
  • Premio Nacional y Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil "Hormiguita Viajera", Biblioteca Madre Teresa de Calcuta, Buenos Aires (2013)


Comité editorial: Isabel Mesa, Liliana De la Quintana, Víctor Montoya Vuelan vuelan es un boletín mensual dedicado a la literatura infantil y juvenil que tiene como objetivo llevar artículos, entrevistas, reseñas de libros, notas sobre ferias, congresos y presentaciones de libros a escritores, ilustradores, docentes, psicólogos, pedagogos y personas interesadas en el tema.

Vuelan vuelan pretende ser la plataforma que dé a conocer a los autores bolivianos y extranjeros con su literatura y forma de pensar. Quiere ser una revista mediadora, que comunique los acontecimientos más importantes relacionados con la literatura infantil y juvenil. Desea ser portavoz de artículos interesantes sobre el tema infantil que enriquezcan la formación teórica de nuestros lectores. Pero, sobre todo, quiere ser un enlace nacional de la literatura infantil boliviana.
Vuelan vuelan también abre sus puertas a opiniones, comentarios y material que puedan hacernos llegar los lectores para que este boletín sea un punto de encuentro de la literatura infantil y juvenil capaz de unir a todo el país en favor de nuestros niños y jóvenes.


Ururi y los sin chapa de Gladys Dávalos
Ilustrador: Gutiérrez, M.
 
LEYENDO LITERATURA INFANTIL
 

 

"Los niños de la calle en una novela juvenil"

  Víctor Montoya
Escritor y pedagogo
  Monica Zak confesó que la idea de escribir este libro empezó a principios del 2002, en la capital de Honduras, donde conoció a un niño de la calle, cuya vida insólita, en compañía de dos perros vagabundos, la impactó tanto que, sin pensar dos veces, decidió acercarse a la realidad de los niños andariegos de la limosna; una experiencia que duró dos meses y constituyó el tema central de "Alex Dogboy". Lo interesante es que no todo terminó en este libro, ya que su obsesión por el tema, como ya le había ocurrido en otras ocasiones, con otros libros y otros temas, la impulsó a escribir la continuación bajo el título de "Tredje kärleken" (El tercer amor), un libro aún inédito en nuestra lengua. 
 
Monica Zak, con pasión y estilo depurado, combina los métodos del periodista acucioso con el talento del narrador que sabe manejar el hilo sutil de la imaginación y la realidad a la hora de tejer el texto y el contexto de su obra, con personajes y situaciones que existen y respiran cerca de nosotros; por eso mismo, el libro "Alex Dogboy", lejos de toda consideración tendenciosa, es una obra que pertenece al llamado realismo social, que sigue teniendo tanto cultores como lectores en este nuevo milenio.

 

La caracterización del personaje

 
El protagonista principal, llamado Alex Dogboy entre amigos y conocidos, tiene un aspecto fácil de identificar; viste gorra roja de béisbol, pantalones sucios, suéter grande y zapatos de tenis. Es un niño de carácter taciturno y melancólico que, como todos los mendigos, raterillos ocasionales y buscadores de deshechos, deambula por las calles de Tegucigalpa, comiendo lo que encuentra a su paso y durmiendo a cielo abierto en las aceras de la Calle Real, como hijo de nadie, como basura de la ciudad.
 
Monica Zak corresponde a esa categoría de escritoras europeas que no temen ingresar en los territorios invadidos por las injusticias sociales, raciales y culturales. La prueba está en que siempre avanza más allá de lo folklórico y lo pintoresco de un país, para escudriñar de cerca una realidad que resulta sugerente y explosiva, sobre todo, cuando penetra en el fuero interno de su personaje, para ver el entorno social a través de los ojos de él y para sentir las llagas de un corazón angustiado, que palpita entre el desamparo y el desprecio de una sociedad donde los sistemas de poder enseñan la ley salvaje del "sálvese quien pueda".

 

El abandono y la esperanza

 
Alex Dogboy tiene cuatro años de edad cuando lo abandona su madre, quien se marcha a Estados Unidos en busca de mejores horizontes de vida. Desde entonces vive soñando con ella, abrigando la esperanza de volver a verla, de estrecharla en sus brazos y cubrirla de besos.
 
Acude cada tarde a la parada del autobús, hasta el día en que la ve llegar hasta la puerta de la casa. Hay júbilo en la familia, pero la alegría se esfuma pronto, porque la madre, al cabo de un tiempo, retorna a Estados Unidos llevándose sólo a sus hijos mayores. Ni modo, Alex Dogboy queda primero bajo el cuidado de su padre, un humilde pescador, y luego bajo la custodia de su tía, una mujer con varios hijos y una modesta casa.
 
Así transcurren los días, los meses, los años y no vuelve a saber de su madre, quien parece haberlo puesto en el olvido, a diferencia de él que la sigue esperando con cariño, recordando vagamente la vez que lo llamó "orejas de perro", porque nació con las orejas peludas. No pocas veces sus deseos se proyectan como películas en su mente. En sus pensamientos ve a su madre descendiendo de un taxi, con juguetes traídos desde tierras lejanas y con la promesa de recogerlo y llevárselo vivir a su lado.
 
Monica Zak, conocedora intuitiva del espíritu humano, intenta reflejar en el libro las añoranzas y esperanzas de un niño de la calle, porque la esperanza es lo último que se pierde en la vida, luego de haber vivido a saltos de mata y entre golpe y golpe
 
Una vida en la calle
 
Se sabe que Alex Dogboy no se siente bien en la casa de su tía Ana Lucía, por eso desea huir de una vez y para siempre. En ese transe se cruza en su camino otro niño, el Rata, quien le comenta que la vida en la calle es lo mejor, que uno no está obligado a asistir a la escuela y que sólo hace falta pedir limosna para comer a gusto. Estas insinuaciones son suficientes para que Alex Dogboy tome la decisión de marcharse, tras quemar las fotografías de sus padres en el patio de la casa de su tía.
 
Así cambia el curso de su vida y comienza la historia de un niño más de la calle. Pero muy pronto, mientras vaga sin más consuelo que la esperanza pero sintiendo una profunda libertad por dentro, se da cuenta de que la vida en la calle es mucho más peligrosa y complicada. Si bien es cierto que existe solidaridad entre quienes comparten el mismo destino, es cierto también que uno pierde la confianza en los demás, aunque todos comparten los mismos sueños, incluso el de enamorarse de una persona que ostenta otra condición social, como le ocurre a Alex Dogboy, quien se siente atraído por una muchacha cuyos padres tienen casa, trabajo y dinero.
 
Los niños de la calle, desde el instante en que piden limosna en afán de llevarse un mendrugo de pan a la boca, así como aprenden a inhalar pegamento para escaparse de la realidad y refugiarse en falsas ilusiones, aprenden también que las reglas para sobrevivir son el robo y la velocidad, ya que ellos, en su condición de elementos considerados "asociales", viven huyendo de la policía, de los autos patrulla y de los guardias armados y uniformados, por el temor a que los pillen y los encierren en la celda de una "Cuarta" (estación de policía), donde van a dar los delincuentes, las prostitutas y los miembros de las "maras" (pandillas), quienes son sometidos a un régimen de maltratos y humillaciones.
 
Monica Zak, con su estilo particular de contar historias sostenidas sobre una base real, habla con la voz de ellos, como si formara parte de ese grupo de rapazuelos que conviven en la calle sin que nadie los acepte, ni los integre -o reintegre- a la vida social, donde el respeto a los Derechos Humanos es escamoteado por la desidia de propios y ajenos. Aquí es donde la Declaración de los Derechos de los Niños se torna en un mero enunciado lírico, porque una cosa está escrita en los papeles y otra muy distinta es la realidad que experimentan los niños de la calle, quienes no conocen la escolaridad, la seguridad social ni la protección familiar.
 
Ellos son hijos de nadie y, por lo tanto, no gozan de los mismos derechos ni de las mismas oportunidades que los hijos de las familias pudientes. Y, lo que es peor, las diferencias sociales y el menosprecio hacia los menos privilegiados se vislumbran en todos los niveles de la vida social. Esto constatan Alex Dogboy y sus compañeros cuando son llevados a la casa del gringo George, un ser sin escrúpulos que los invita a comer y a dormir en camas cómodas, con la intención de abusar de ellos y luego venderlos a los mercaderes que controlan la red de la prostitución y la pornografía infantil. Por suerte, Alex Dogboy y sus compañeros logran huir sanos y salvos de la casa del gringo George.
 
Dogboy en el basural
 
El protagonista del libro, entre idas y venidas, trabaja como pepenador en una montaña de basura, en medio de olores malolientes y aves de carroña. Vive bajo un techo de cartones y bolsas de plástico y se alimenta con los restos que echan los camiones de McDonald's, Pizza Hut y Burger King. Trabaja de sol a sol, hasta que un día encuentra a una cachorra moribunda tirada en una caja de cartón. Él la cuida y le entrega su cariño. La llama Emmy y la convierte en su fiel compañera. Con ella, más que con sus amigos, comparte sus penas y alegrías.
 
En el basural, a orillas del río, donde encuentra a la preciosa cachorrita, encuentra también su segundo nombre: Dogboy, el muchacho de los perros. No es para menos, pues Alex Dogboy conversa en voz alta con la perra, y ésta, con las orejas en alto, parece escucharle el relato de una vida hecha de dolores y desengaños.

En el libro de Monica Zak, al mejor estilo de Jack London, los perros se convierten instintivamente en personajes dignos de ser amados y admirados, no sólo porque son los mejores amigos del hombre, sino también porque atesoran un sentimiento más noble que el de muchos humanos. A pesar de ello, los perros callejeros, en ciudades como Tegucigalpa, son animales que sufren el desprecio y el abandono.
 
En este mismo ambiente, plagado de moscas y deshechos, Alex Dogboy conoce a una niña llamada Margarita, la misma que, ataviada siempre con un vestido rojo, camina en medio del basural, rodeada por una manada de canes de todos los tamaños y colores. Se hacen amigos, juegan y conversan en sus ratos de ocio, compartiendo un interés común y el amor que sienten por los perros.
 
Alex Dogboy, con el paso del tiempo, se adjudica un nuevo perro que, como agradecimiento al trato que recibe, pasa a ser otro de sus mejores compañeros. No en vano un día les confiesa: "Son ustedes los que son mi madre y mi padre". De este modo, los dos perros, Emmy y Canelo, se convierten en la única familia de este niño de la calle, aparte de la mujer caritativa que, una y otra vez, deja que la ayude en los quehaceres de su restaurante popular a cambio de un plato de comida y algo de ropa.
 
En la obra de Monica Zak se funden los perros y el niño en una simbiosis que les permite sobrevivir a las adversidades, mientras vagan por los recovecos de la cuidad y husmean en los basurales en procura de encontrar restos de comida y un rincón donde pasar la noche.
 
Calidad literaria y compromiso
 
No cabe duda de que la autora del libro, con la habilidad legítima de una comunicadora de fuste, deja traslucir el submundo urbano, como quien deposita su amor y su sabiduría en todo lo que escribe, aun a riesgo de conceder, de manera consciente o inconsciente, demasiada ternura maternal a sus personajes; algo que los lectores pueden constatar en algunas de las páginas cargadas de sensaciones sólo conocidas por quienes entablan un contacto estrecho con los héroes y antihéroes de una obra literaria.
 
Se nota, asimismo, que el discurso narrativo fluye como el remanso de un río, sin ripios ni descripciones abundantes. Usa un lenguaje sencillo pero efectivo, y nos conduce de la mano por un ámbito que, aunque alejado de la Inglaterra victoriana, nos recuerda a Oliver Twist y a otros personajes de Charles Dickens; más todavía, su capacidad de percibir las palpitaciones de la naturaleza le permite describir con precisión la catástrofe provocada por el huracán Mitch, el aullido del viento, las lluvias torrenciales, la belleza salvaje del mar, la exuberancia del paisaje tropical y la forma de cómo Alex Dogboy y su perra Emmy, que se refugian del huracán entre las ramas de un árbol, son rescatados por un helicóptero de salvación.  
 
Por lo demás, el libro "Alex Dogboy" es un regio alegato a favor de los niños de la calle, un testimonio que adquiere dimensiones verdaderamente humanas en la obra de una escritora que, desde los primeros atisbos de su vocación, ha dedicado su tiempo y su energía a forjar una literatura basada en hechos reales y documentos de primera mano. 
    Entrevista con Manuel Peña Muñoz sobre el libro
"No des puntada sin hilo"

Fundación Cuatrogatos
abril 5, 2016

  Manuel Peña Muñoz hizo la selección de los refranes, Maureen Chadwick los ilustró con hermosos bordados y la editorial Amanuta publicó No des puntada sin hilo. Este original libro cautivó al jurado del Premio Fundación Cuatrogatos 2016, que lo escogió como uno de los 20 libros ganadores.

El narrador e investigador literario chileno Peña Muñoz -quien el próximo 28 de abril recibirá una medalla por sus cuatro décadas de trabajo en la literatura infantil, otorgada por IBBY Chile- contestó las preguntas que le hicimos sobre No des puntada sin hilo y la importancia de la difusión del patrimonio folclórico entre las nuevas generaciones:

¿Cómo surgió la idea de No des puntada sin hilo? ¿Cómo fue el proceso de creación del libro?

Las editoras de Amanuta, Ana María Pavez y Constanza Recart, con quienes había trabajado en la edición de los cuatro cuentos en versión poética de Gabriela Mistral, me llamaron para que trabajáramos en otro proyecto. Ellas conocían mis libros de recopilación de poesía infantil de tradición oral, entonces me propusieron que hiciéramos un libro de refranes. De inmediato me gustó la idea, pues estaba dentro de la línea de mis libros de rescate de la tradición oral. Así que al cabo de un tiempo, les presenté una selección del refranero castellano que incluía los refranes más tradicionales junto a otros menos conocidos. La idea era ofrecer un conjunto de fórmulas poéticas que pertenecen al folclore.

El libro demoró mucho pues no encontraban al ilustrador adecuado. Finalmente hallaron a Maureen Chadwick, quien ilustró y bordó cada uno de los refranes incluidos los textos. Me enviaron algunas muestras para que les diera mi opinión y me gustaron de inmediato. Eran muy originales y se adecuaban al espíritu del libro, pues ella rescataba a su vez una artesanía olvidada. Valió la pena esperar tanto. El título No des puntada sin hilo une la tradición del refrán con el arte del bordado. De inmediato escribí el prólogo y finalmente el libro apareció en la Feria Internacional del Libro de Santiago de Chile en noviembre del 2015. Las editoras lo llevaron a la Feria del Libro de Guadalajara al mes siguiente, donde fue muy bien acogido. Me dijeron que les había encantado a los visitantes del stand de Amanuta cuando lo visité, ya que también asistí a la Feria de Guadalajara a dar una charla sobre los cuentos en verso de Gabriela Mistral. Estaba todo interconectado, pues los libros tejen hilos sutiles entre las personas, los autores y los profesionales del libro.

Eres un gran estudioso del folclor infantil, ¿qué importancia concedes a los libros que comparten ese patrimonio con los niños?

Los libros de poesía infantil de tradición oral constituyen un valioso material poético para iniciar a los niños en la literatura. Además, pertenecen a nuestro acervo cultural y a nuestra lengua. Son los mismos cantos, rondas y rimas con que han jugado todos los niños y niñas en Iberoamérica con sus respectivas variantes. Estos juegos idiomáticos inician al niño en el campo estético y lo sensibilizan hacia la belleza. Allí están nuestras canciones de cuna, arrullos, adivinanzas, trabalenguas, juegos para saltar al cordel, de penitencia, principios y finales de cuentos...

Algunos de mis libros que recopilan esta tradición son Folclore infantil en la educación, Lima, limita, limón, folclore infantil iberoamericano, Juguemos al hilo de oro, folclore infantil chileno, Mi novio es un gato con botas, Más de cien damas hermosas, Yo tenía diez perritos, entre otros. En todos los países deberían hacerse estas antologías para difundir nuestro patrimonio del folclor poético, ya que constituyen el primer paso hacia la literatura.

No des puntada ganó el premio Fundación Cuatrogatos y al poco tiempo recibió una mención de honor en la Feria del Libro Infantil de Bolonia. ¿Qué significan esos premios para ti?

Un reconocimiento a mi trabajo de investigador del folclore poético, aunque el premio lo comparto con la ilustradora Maureen Chadwick y las editoras de Amanuta, que diseñaron y crearon el libro como tal. Hoy día un libro de literatura infantil integra al escritor, al editor, al diseñador gráfico y al ilustrador. Son muchos los profesionales que están detrás de un libro porque, más que nunca, el libro para niños se concibe como un objeto cultural digno de colección, que entrega belleza y aporta al goce estético del lector, sea niño o adulto.

¿En qué nuevos proyectos trabajas?

Ahora mismo estoy dictando un curso de literatura infantil en una maestría de la Universidad Andrés Bello y otro en la Universidad Alberto Hurtado. Estos cursos son fundamentales, pues la literatura infantil no está en el curriculo de los cursos de pregrado, de modo que los profesores de educación básica o parvularia se titulan sin haber recibido formación en literatura infantil. Por suerte ahora la asignatura está incluida en estos cursos de maestría. También estoy impartiendo un curso de literatura infantil en la escuela de cuentacuentos de la Fundación Mustakis, para que los narradores tengan una base literaria. En la Universidad Católica de Valparaíso estoy impartiendo un seminario de literatura infantil latinoamericana. Estos son los proyectos de docencia. En creación, estoy terminando un libro de ensayos de literatura infantil y estoy en un proyecto de novela. Necesito estar siempre creando y en proyectos nuevos.

    UN LIBRO QUE NO TE PUEDES PERDER   Hamza y los escaladores de Dubai
  Liliana De la Quintana
Escritora boliviana

 
Nos sorprende gratamente el libro para niños "Hamza y los escaladores de Dubai" escrito por la boliviana Inga Llorenti e ilustrado por Isabel Ferrer i Riu.
 
Dubai es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos y está situado en la costa del golfo Pérsico. Su importante riqueza en petróleo ha significado una importante economía que es representada por sus rascacielos, sobre todo el Burj Khalifa que es considerado uno de los más altos del mundo, con 828 metros de altura.
 
 
La cultura tiene gran influencia de la sociedad árabe y del Islam, por lo que mantiene cierta censura en algunos temas y una mirada esquiva ante el género femenino.
 
Hamza es el nombre de un niño que desde pequeño contempla el crecimiento del rascacielos Burj Khalifan e imagina a diferentes personajes que están alrededor del mismo -así como su profesor-, imagina que es tan alto como una torre de 276 elefantes colocados uno sobre otro.
 
La entrañable amistad de Hamza con su amigo Samir les lleva a compartir muchas aventuras en Dubai y sus alrededores. De esta manera conocen la actividad de los escaladores del rascacielos, que son nada menos que los responsables de limpiar los vidrios.
 
A partir de esta experiencia inician una serie de dibujos donde plasman su infinita creatividad sobre la presencia de los rascacielos y sus escaladores. Cuatro páginas que incluyen esta propuesta plástica que contrasta positivamente con las ilustraciones.
 
La propuesta plástica de Hamza ha despertado los celos de Samir que se ha reído de su trabajo, pero esta reacción es reconocida por el amigo como los celos que hay entre amigos cuando uno de ellos logra sobresalir. Es una linda confesión y reconocimiento de una falta que logra restablecer la amistad.
 
Samir tiene un hermano mayor, Faris, quien trabaja como escalador en el rascacielos Burj Khalifa. Esta noticia alegra tanto a Hamza que rápidamente empieza con preguntas y muestra su dibujo de cómo imagina al rascacielo, como un cohete que fácilmente podría tocar la luna. Esta propuesta es apreciada por Faris, quien también ha visto diversos dibujos de muchos niños, pero aprecia el sueño que tiene Hamza y les invita para visitar el rascacielos.
 
Tanto para Hamza como para Samir es una gran experiencia. Subir tantos pisos por el ascensor,  en el rascacielos más alto del mundo, tan rápido como un cohete y sentir que su sueño se vuelve realidad. Están en la cima del mundo, tan cerca de la luna que se mece brillante en el cielo.
 
A partir de las ilustraciones podemos ver la diversidad de vestimenta de los niños que viven en Dubai, los lugares más visitados y el rascacielos como emblema de una ciudad muy moderna. Hay una interesante combinación de las ilustraciones con los dibujos de los niños.Tanto en la historia como en la ilustración extrañamos la presencia femenina que sólo la podemos apreciar de espaldas en un autobús.
 
Esperamos que Inga pueda hacer la versión en español para que los niños y niñas bolivianas puedan disfrutar de este interesante cuento.
 
Un libro que pone en primer plano los sueños de los niños, el valor de la amistad y como lograr alcanzar de alguna manera estos sueños, que muchas veces parecen tan distantes
 
Hamza and the Skyclimber of Dubai
Written by Inga Llorenti
Illustrated by Isabel Ferrer I Riu
Emirates Printing Press
United Arab Emirates, 2015
ISBN: 978-9948-18-049-4

TE RECOMIENDO UN LIBRO Mariana Ruiz
Escritora boliviana


Los tres mosqueteros. Alejandro Dumas.

D'Artagnan es un joven muy valiente, que tras la muerte de su padre decide marchar a París para unirse a los Mosqueteros del Rey. Una vez allí, se las arregla para ofender, en un solo día, a tres de los más feroces soldados de ese cuerpo de armas: Athos, Porthos y Aramis, quienes le citan a un duelo a la misma hora y en el mismo lugar. ¿Podrá salir con vida de este peligroso trance? Alejandro Dumas se las arregla para sorprender, enardecer y contentar con esta novela del siglo XIX, que soporta muy bien la lectura tras más de 150 años. Dumas fue un genio de su tiempo, conocido por sus novelas y dramas históricos, que se leían en todos los diarios franceses como folletines. Ha escrito más de 300 textos entre novelas, tragedias, melodramas, aventuras y ensayos. Admirador de las pasiones humanas, sus novelas van desde la aventura a la fantasía, pasando por la historia.
 

Cuando los astros eran gente. Cuento del Pilón Lajas.
Programa de Conservación de Paisajes.
Sociación Boliviana para la Conservación, TRÓPICO.
La Paz, 2007.


Estos cuentos de la tradición oral Tsimane Mosetene, Tacana y otras de la reserva Biósfera y TCO Pilón Lajas en el Beni, son un testimonio importantísimo de la rica fuente de tradiciones, historias y leyendas de nuestro país. Recopilados por niños de once unidades educativas de la región, el libro presenta cuentos mitológicos tradicionales como "Noko y la mujer viuda" y "el Cuento del oso bandera" y también cuentos y leyendas referidos a experiencias vividas por los comunarios. Así se relata el encuentro de dos "Cazadores incrédulos" con un desfile de difuntos y las experiencias de una abuelita cuando los chamas en pie de guerra rodean su vivienda. El lenguaje, a veces brutal y muchas veces onírico, es apto para secundaria. 

 



EL RINCÓN DEL CÓMIC

Mariana Ruiz
Escritora boliviana


Donaldo Furioso
Colección Hogar Feliz.
Editorial Bruguera.
España, 1972


Esta editorial española, lamentablemente desaparecida, hizo muchísimo para acercar la literatura a los pequeños lectores. Una de sus estrategias fue adaptar clásicos de la literatura universal, como Julio Verne y Jonathan Swift, resumiendo sus obras y presentándolas en un doble formato: por un lado el texto y, a contra página, en lugar de una ilustración, una historieta que resumía la acción y los diálogos en viñetas. Así, el lector podía leer la obra y compararla con la versión dibujada, re-afirmando los diálogos y las puestas en escena. Para los primeros lectores, esta estrategia funcionó de manera muy entretenida con las historias de Disney, en las que el Pato Donald, Mickey Mouse y los otros personajes se embarcaban en aventuras de gran formato. La idea de poner el cuento, por un lado, y la misma historia en viñetas, por el otro, posee gran atractivo y debiera revivirse.
 



EL DÍA A DÍA EN LA LITERATURA INFANTIL


1. La Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil celebra 10 años en favor de la literatura para niños

La Academia Boliviana de LIJ celebrará sus 10 años de ininterrumpida labor en las instalaciones del Espacio Simón I. Patiño la semana del 4 al 9 de julio de 2016 con talleres a maestros y un importante encuentro con escritores bolivianos de distintas ciudades de Bolivia. El programa de este evento saldrá próximamente.

2. Feria del Libro infantil en el Prado de La Paz
  Recordando la maravillosa labor que realizaba Mercedes Valdivia junto a su grupo de profesoras, el actual Directorio del comedor Wisllitas convocó a los autores paceños a la Feria del Prado el domingo 24 de abril para compartir con los niños. Estuvieron presentes los escritores Fanny Escóbar, Mariana Ruiz, Verónica Linares, Isabel Mesa, Carmen Molina en representación de su padre Hugo Molina, Javier Tarqui de Oruro, Francisco Bueno y Carla Angelo.

3. La Academia Boliviana de LIJ imparte talleres a maestros de Escuelas Populares Don Bosco
Cochabamba                                La Paz  
  En un convenio entre los directores pedagógicos de Escuelas Populares Don Bosco y la Academia, se organizaron tres seminarios talleres sobre literatura infantil y juvenil que beneficiaron a cerca de 600 maestros pertenecientes a esta institución; uno en Cochabamba (septiembre, 2015), otro en Santa Cruz y un tercero en La Paz (abril, 2016). La temática giró alrededor de una breve historia de la LIJ boliviana y nuevas estrategias para el manejo de distintos libros bolivianos en aula.

4. VIII Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil en Oruro
  El Comité de Literatura Infantil y Juvenil de Oruro y el Colegio Alemán de Oruro invitan a la VIII Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil que tendrá lugar en el Kinder del Colegió Alemán los días 13 y 14 de mayo. Están invitados a la misma todos los autores de Literatura Infantil y Juvenil que deseen compartir con los niños y jóvenes orureños.

Contacto: [email protected] (Javier Tarqui)

5. IV Premio Nacional "Hugo Molina Viaña"

El Comité Departamental de Literatura Infantil y Juvenil, y el Colegio "Alemán" de Oruro, co-organizadores de la VIII Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil, entendiendo que es necesario reconocer, valorar y premiar la labor infatigable de quienes se dedican al difícil arte de escribir para niños y jóvenes en Bolivia, convocan al IV Premio Nacional "Hugo Molina Viaña".

Cada uno de los Comités Departamentales de Bolivia podrá nominar a un(a) escritor(a) que haya entregado su vida a la noble tarea  de producir literatura para niños y jóvenes, de acuerdo al siguiente perfil:

  • Preferiblemente un(a) escritor(a) en vida, porque el mejor homenaje que se puede dar a una persona es aquel que se otorga mientras vive.
  • El escritor o escritora postulado(a) no debe haber recibido anteriormente el mismo premio.
  • Las postulaciones deben realizarse por medio de una carta fundamentada dirigida al Comité de Literatura Infantil y Juvenil de Oruro, adjuntando una hoja de vida del escritor o escritora nominado/a, misma que será utilizada por el jurado calificador en sus deliberaciones.
  •  
  • El tribunal encargado de evaluar las postulaciones estará integrado por:
    • Un representante de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil
    • Un miembro o representante de la familia de don Hugo Molina Viaña
    • Un representante del Comité Nacional de Literatura Infantil y Juvenil
  • La revisión de las diferentes postulaciones será realizada el día viernes 13 de mayo, durante la realización del evento, y se entregará el Acta de Resolución del Premio en sobre cerrado y lacrado a los organizadores, para su apertura el día de la premiación.
  • El Tribunal coordinará con los organizadores para que el ganador o ganadora, o su representante, reciba el premio el día y hora señalados en el programa general de la VIII Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil de Oruro, a desarrollarse los días 13 y 14 de mayo de 2016.

   El premio consistirá en:

  • Una estatuilla del "Martín Arenales", quirquincho emblemático de la literatura de don Hugo Molina Viaña
  • Una copia del acta de resolución del premio, firmada por el tribunal y los organizadores
  • Una copia del acta de creación del Premio "Hugo Molina Viaña", para documentar el logro personal.
  • Si bien el premio en esencia no es económico, podrá adicionarse la adhesión, inclusive económica, de personas o instituciones que deseen manifestar, a nombre de la niñez y juventud, su agradecimiento a la labor del escritor laureado.


6. 1996-2016, 20 años de Editorial Pasitos y la presentación de su nueva colección

El viernes 22 de abril a horas 18:00, en la Casona Santivañez se presentó la colección Golondrina que pertenece a Libros Infantiles Pasitos y a Editorial Kipus.

"Editorial Pasitos" ha cumplido 20 años de vida literaria escribiendo para los niños. Se trata un grupo integrado por cinco profesores que decidieron organizarse y emprender la tarea de producir libros que respondan a los intereses y necesidades de los niños. Las colecciones que forman parte de la Editorial son tanto para los niños que se inician en la lectura como una oportunidad para los jóvenes de encontrar en los libros el placer de leer. El propósito que les anima es que los niños y jóvenes comprendan lo que leen, se encuentren con las tradiciones y personajes del mundo imaginario y real. Se busca que el lenguaje sea atrayente y comprensible, con ilustraciones artísticas.

Los integrantes de este grupo son los escritores cochabambinos: Aida Soria Galvarro, Oscar Novillo Torrico, Isabel Caero, María Luisa Caero y Guillermina Jofré.
 
Pasitos cuenta con varias colecciones:
 

  Colección Miski Warita
Colección Lira lira
Colección Tintín
Colección Sorpresa
Colección Ecológica
Colección de "Tradición Popular"
Colección Adivina
Colección Cantarina

La Colección Golondrina, que se presentó el pasado 22 de abril trae temas
muy variados, de formato cuadrado y tapa dura. Los títulos son Travesuras con las basuras, Pipo y Tito, Gotita de miel, Fle y Fla ¿Y si no fuera cuento?; La alegría de Gracia; Que me cargue el diablo, Las señoritas de la mandolina, Halcones a volar, El peluquero experto, La golondrina.
  La Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil felicita a los integrantes de Editorial Pasitos por tan maravillosa labor en favor de la literatura infantil.
7. IBBY Chile otorga medalla a Manuel Peña por su trayectoria en la LIJ
  El 28 de abril del 2016, IBBY Chile le entregó a Manuel Peña una Medalla a la Trayectoria por sus 40 años dedicados a la creación, investigación, formación y divulgación. La ceremonia se realizó en el Centro Cultural de España.   La Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil felicita a Manuel Peña por los logros obtenidos con su libro "Una puntada sin hilo" y por el merecido premio de IBBY Chile a toda una trayectoria de 40 años en favor de la LIJ: son 40 años de investigación, 40 años de docencia, 40 años de creador... en fin 40 años valiosos y maravillosos. Que estos 40 años se conviertan en muchos más, y que la semilla que deja en niños, alumnos, especialistas y lectores se multiplique por cientos.  
8. Premio Hans Christian Andersen 2016

El premio Hans Christian Andersen es el galardón más importante dentro del campo de la literatura infantil. Consiste en una medalla acompañada por un diploma, que se concede cada dos años a un autor y a un ilustrador. Se premia al autor que por el extraordinario valor de sus trabajos se juzgue que han hecho una perdurable contribución a la literatura infantil y juvenil y estén vivos en el momento de la nominación. Lo concede el IBBY (International Board on Books for Young People - Organización Internacional para el Libro Juvenil) y está patrocinado por la Reina de Dinamarca.
  El 4 de abril se dieron a conocer los ganadores del Premio Hans Christian Andersen 2016 en la Feria del Libro infantil en Bolonia. Este premio también es conocido como el "Pequeño Premio Nobel", y es el  galardón internacional bianual que otorga la Organización Internacional del Libro Infantil y Juvenil (IBBY), como reconocimiento a la trayectoria y a la obra de un autor/a vivo a la literatura infantil y juvenil. Es el premio, por tanto, más importante para el campo de la literatura infantil y juvenil, y se otorga después de un proceso de selección que comienza con la presentación de candidaturas, desde cada país miembro de IBBY. Este año se concedió a:

  • Rotraut Susanne Berner, ILUSTRADORA de Alemania.
  • Cao Wenxuan, ESCRITOR de China (el primero de este país, por cierto, en obtenerlo).


9. Los Mejores libros para Niños y Jóvenes 2016. Banco del Libro de Venezuela

El Banco del Libro dio a conocer el 22 de abril la nueva lista de Los Mejores Libros para Niños y Jóvenes, una selección anual de títulos infantiles y juvenil de calidad que en esta ocasión se ha hecho sobre una muestra de 389 libros.

Ésta es la lista de libros premiados:
Mejores libros infantiles
Originales:

  1. Ícaro. Autor: Federico Delicado. Editorial: Kalandraka.
  2. Cuentos a patadas. Autor: José Urriola. Ilustrador: Lucas García. Editorial: Ekaré.
  3. La más densa tiniebla. Autor: Toño Malpica. Ilustrador: Joaquín Aragón. Editorial: El Naranjo.
  4. El abuelo de Zulaimar. Autor: Juan Carlos Méndez Guédez. Ilustradora: Elsa Klever. Editorial: OQO.
  5. Terremotos y volcanes para los más curiosos. Autor: Fernando Simonotti y Gabriela Baby. Ilustrador: Javier Basile. Editorial: Iamiqué.

Traducciones:

  1. El caballero impetuoso. Autor: Gilles Bachelet. Traductor: Pau Joan Hernández. Editorial: Juventud.
  2. Sam y Leo cavan un hoyo. Autor: Mac Barnett. Ilustrador: Jon Klassen. Traductora: Teresa Farran. Editorial: Juventud.
  3. Issun Boshi. Ilustraciones: Icinori. Traductora: Teresa Duran. Editorial: Ekaré.
  4. La Bella y la Bestia. Autora: Jeanne Marie Leprince de Beaumont. Ilustradora: Nicole Claveloux. Traductor: Juan Gabriel López Guix. Editorial: Libros del Zorro Rojo.
  5. Matador. Autor: Wander Piroli. Ilustrador: Odilon Moraes. Traductora: Beatriz Peña Trujillo. Editorial: Babel Libros.

Menciones:

  1. Propuesta editorial: Sofía viaja a la Antártida. Autora: Alison Lester. Traductora: Verónica Uribe. Editorial: Ekaré.
  2. Libros para especialistas: Cenicienta y La Bella Durmiente. Adaptador: Charles S. Evans. Ilustrador: Arthur Rackham. Traductora: Elena del Amo. Editorial: Libros del Zorro Rojo.
  3. Rescate editorial: Un beso para Osito, Papá Oso vuelve a casa, La visita de Osito, Osito. Autora: Else Holmelund Minarik. Ilustrador: Maurice Sendak. Editorial: Kalandraka.

Mejores libros juveniles
Originales:

  1. El libro de la suerte. Autor: Sergio Lairla. Ilustradora: Ana G. Lartitegui. Editorial: A Buen Paso.
  2. Buenas noches Laika. Autora: Martha Riva Palacio Obón. Ilustrador: David Lara. Editorial: Fondo de Cultura Económica.
  3. Sombras de nadie. Autor: Alfredo Ruiz Islas. Editorial: Norma.



Traducciones:

  1. El desván de Tesla. Autor: Neal Shusterman y Eric Elfman. Editorial: Anaya.
  2. Maravillas. Autor: Brian Selznick. Traductora: Ana H. de Deza. Editorial: SM.
  3. Cacería. Autor: Fernando Vilela. Traductora: Beatriz Peña Trujillo. Editorial: Babel Libros.

Menciones:

  1. Propuesta editorial: Los diarios de Adán y Eva. Autor: Mark Twain. Ilustrador: Francisco Meléndez. Traductora: Patricia Willson. Editorial: Libros del Zorro Rojo.
  2. Propuesta editorial: El joven Moriarty y el misterio del dodo. Autora: Sofía Rhei. Ilustrador: Alfonso Rodríguez. Editorial: Norma.
  3. Rescate editorial: Antes no había nada. Autora: Chiara Carrer. Traducción: Ernesto Lumbreras. Editorial: Petra Ediciones.

  10. Premio El Barco de Vapor 2016
  Los Premios SM de literatura El Barco de Vapor y Gran Angular se crearon en España en 1978. Desde entonces la Fundación SM los convoca todos los años con el fin de promover la creación de una literatura para niños y jóvenes que fomente el gusto por la lectura y transmita, con calidad literaria, unos valores humanos, sociales, culturales o religiosos que ayuden a construir un mundo digno.
  Los libros galardonados de este año en su 38a versión se presentaron el 19 de abril y son:
  El jurado ha decidido otorgar el galardón a Los Protectores por ser «una novela de ritmo ágil y acción trepidante que presenta una temática actual tejida con humor y fantasía, gracias a una voz narrativa muy cercana, que enganchará al lector desde la primera palabra».  
Roberto Santiago (Madrid, 1968) es un novelista, guionista, dramaturgo y director de cine que ha escrito más de veinte obras infantiles y juveniles. Su colección Los Futbolísimos se ha convertido en un fenómeno editorial de la literatura infantil, siendo una de las más vendidas de nuestro país.  



El jurado ha decidido otorgar el galardón a la novela León Kamikaze por ser «un relato ágil con un estilo rompedor que enlaza con las nuevas formas de lectura, por tener una galería de personajes llenos de humor y todo tipo de matices y por mostrar con honestidad la evolución ética del protagonista».   Álvaro García Hernández (Valencia, 1976) es escritor y profesor de Educación Secundaria en el área de Lengua Castellana y Literatura. Desde su infancia ha estado ligado al mundo de las letras y es autor de varias novelas dirigidas al público adolescente. Álvaro también es conocido por su blog Diario de un Dios Equivocado, puesto en marcha en 2007.

11. ¿En qué libro para niños y jóvenes te gustaría vivir?

La Fundación Cuatrogatos invitó a un grupo de destacados autores de diferentes países iberoamericanos a que nos contaran en qué libro para niños o jóvenes les gustaría vivir durante una temporada (o para siempre). Las respuestas no se hicieron esperar y, con ellas, una lista de obras literarias de distintas épocas, latitudes y estilos. A continuación, como una celebración del 23 de abril, Día Mundial del Libro, se publicaron las notas que enviaron Iris Rivera, Laura Escudero y Sandra Siemens, desde Argentina; Gaby Vallejo, desde Bolivia; Nilma Lacerda, desde Brasil; María José Ferrada, desde Chile; Carlos Rubio, desde Costa Rica; Nersys Felipe, desde Cuba; Jordi Sierra i Fabra, Ana Alcolea y Daniel Nesquens, desde España; María García Esperón, desde México; Georgina Lázaro, desde Puerto Rico, y Rosario Anzola, desde Venezuela.


Me gustaría vivir por un tiempo dentro del libro para niños Peter Pan y Wendy, porque me encantaría volar, romper las leyes de gravedad, de tiempo, de espacio. Conocer al Capitán Garfio, a los niños perdidos, a Campanita y sobre todo, a Peter Pan. Me pondría a conversar con ellos, a contarles sobre las películas y versiones de sus aventuras que se han editado y a filmar con ellos, una nueva aventura.
Gaby Vallejo (Bolivia)



En el bosque de los cuentos de Perrault me gustaría vivir. En algún recodo me encontraría con Caperucita Roja y miraríamos, entre las ramas del asombro, deslizarse sin reparos y astucia al lobo. Sabría que, en lo alto de la colina, está el castillo de la Durmiente. Ingresaría al palacio y encontraría que también duermen el fuego, los chorros de las fuentes y los sirvientes y tejería alguna historia con las palabras que se desprenden del murmullo de ese sueño. Vería pasar por el camino a una carroza, cuidada por lacayos con ojos de lagartija que resguarda a una niña que no quiso vivir más entre cenizas. Observaría pasar a la princesa cubierta por la grisácea piel del burro y sabría que en la casa del profundo bosque humea la choza del ogro. El grandulón busca sus botas de siete leguas y sabe que nunca se las devolverá un niño tan pequeño, tan chico que puede dormir dentro de un dedal. Se lo conté a la joven que botaba perlas y rosas por la boca. Y la que expulsa sapos y culebras de sus labios pronto lo sabrá. En el bosque de los cuentos de Perrault me gustaría habitar.
Carlos Rubio (Costa Rica)

Para conocer la opinión de otros autores visitar:

http://blog.cuatrogatos.org/?p=4139
  12. XII Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil 2016
 

Número: 81

Fecha: Abril, 2016

© Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil
Urb. La Colina No. 1 Calle 25, esquina Av. Muñoz Reyes. Calacoto, La Paz, Bolivia | Tel: 2770379 | [email protected]