Vuelan Vuelan 90: Feria Internacional de La Paz. Mi experiencia (A. Gómez Cerdá), Un esguince en el cerebro (L. De la Quintana)

Vuelan vuelan
Año 9, boletín 90 

Marzo 2017
Visita nuestra web: www.ablij.com
  • Distinción de la Comisión de Fomento a la Cultura Herrmann de La Paz (2009)
  • Distinción del Gobierno Autónomo Municipal y Oficialía Mayor de Culturas de La Paz (2013)
  • Premio Nacional y Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil "Hormiguita Viajera", Biblioteca Madre Teresa de Calcuta, Buenos Aires (2013)
  • Reconocimiento de la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz (2016)
  • Reconocimiento del Espacio Simón I. Patiño de La Paz (2016)

Comité editorial: Isabel Mesa, Liliana De la Quintana, Víctor Montoya

Vuelan vuelan es un boletín mensual dedicado a la literatura infantil y juvenil que tiene como objetivo llevar artículos, entrevistas, reseñas de libros, notas sobre ferias, congresos y presentaciones de libros a escritores, ilustradores, docentes, psicólogos, pedagogos y personas interesadas en el tema.


Vuelan vuelan pretende ser la plataforma que dé a conocer a los autores bolivianos y extranjeros con su literatura y forma de pensar. Quiere ser una revista mediadora, que comunique los acontecimientos más importantes relacionados con la literatura infantil y juvenil. Desea ser portavoz de artículos interesantes sobre el tema infantil que enriquezcan la formación teórica de nuestros lectores. Pero, sobre todo, quiere ser un enlace nacional de la literatura infantil boliviana.


Vuelan vuelan también abre sus puertas a opiniones, comentarios y material que puedan hacernos llegar los lectores para que este boletín sea un punto de encuentro de la literatura infantil y juvenil capaz de unir a todo el país en favor de nuestros niños y jóvenes.


El elefante encadenado (Jorge Bucay)
IlustradorGusti (Argentina)
 


LEYENDO LITERATURA INFANTIL
 

F.I.L. de La Paz. Mi experiencia
 
 
Alfredo Gómez Cerdá
Escritor español
 

El viaje es largo, muy largo. Desde Madrid no hay vuelo directo a La Paz, así que hay que volar hasta Santa Cruz de la Sierra y allí enlazar con otro avión. Por fortuna, en el último tramo del viaje ya había amanecido, por fortuna hacía un día medianamente despejado y también por fortuna viajaba en ventanilla. Eso me permitió maravillarme desde el aire de la grandeza de la cordillera de los Andes, que atravesamos en parte, y del impresionante y nevado Illimani (6.462 m.), ya a las puertas de La Paz. El aeropuerto se encuentra en El Alto, que en realidad es otra ciudad, aunque contigua a La Paz. Nombre de lo más adecuado, pues nos encontramos a 4.000 m. Y la altura es algo que se percibe desde el momento en que desciendes del avión y que, aunque te vayas habituando poco a poco a ella, no puedes desprenderte por completo de sus efectos: sensación permanente de cansancio, pesadez, digestiones muy lentas… Y eso que puse en práctica un consejo que, medio en broma medio en serio, me dieron repetidas veces: Caminar despacito, comer poquito y dormir solito.
 
La Paz es una ciudad única, irrepetible, insólita, prodigiosa. Y ninguna de las palabras que utilizo es un tópico. Podrá gustarte más o menos, pero no hay otra ciudad igual –o al menos yo no la conozco–. Cuando observas el enclave elegido para levantarla te quedas con la boca abierta. ¿Pero no había otro sitio mejor?, es la primera pregunta que te haces. Las casas, los barrios enteros, están imbricados con los barrancos, con los ríos que bajan de las cumbres, con los desniveles más increíbles, con los peñascos que se asoman por doquier, y todo ello vigilado por las grandes cumbres de los Andes, todas por encima de los 5.000 m. Sobrevolarla en alguna de las líneas de teleférico es una experiencia que ningún visitante debería perderse.
 
Fui a La Paz invitado a participar en la Feria Internacional del Libro. Y ahora trataré de centrarme en el asunto que me propongo. España era el país invitado de honor, lo que hizo que la representación española fuese amplia. Estuvieron varios escritores, como Antonio Orejudo, Marta Sanz, Sara Mesa, Tony Hernández…, y un dibujante, Alfonso Zapico. A mí me tocaba representar a la literatura infantil y juvenil española. El recinto de la Feria era cerrado (a modo del IFEMA de Madrid), varios pabellones comunicados entre sí, con espacios abiertos entremedias. Al recinto solo podían entrar las personas que hubiesen pagado previamente su boleto. Recalco esto por lo insólito que a nosotros pueda parecernos. ¿Iría la misma gente a la Feria del Libro de Madrid, o a Sant Jordi en Barcelona  si se cobrase una entrada? Tendríamos que revisar de una vez esa frase tan absurda que se prodiga en nuestro país al referirnos a cualquier actividad cultural, me estoy refiriendo al “todo gratis”. Al cambio, la entrada a la Feria costaba unos tres euros –y en Bolivia tres euros no es poco–. Pues bien, desde que se abría hasta que se cerraba el recinto estaba lleno de gente, que recorría los stands en busca de libros o que asistía a alguna de las actividades programadas en diferentes lugares. Durante el fin de semana la asistencia de público era sencillamente increíble, con colas kilométricas que se perdían por las aceras del exterior.
 
Creo que la gran afluencia de público, el entusiasmo mostrado ante cualquier actividad, ya fuese la presentación de libros, mesas redondas, talleres, narraciones de cuentos, fue lo primero que nos llamó la atención a los que llegamos de España. Entusiasmo, interés y cariño. Y si eso era lo que nos llegaba, nosotros, como mínimo, teníamos que devolver lo mismo. No dejaba de ser sorprendente esa reacción en un país en el que el índice lector –era un dato que nos repetían una y otra vez– es muy bajo.
 
En el recinto de la Feria tuve encuentros con niños de algún colegio, que previamente habían leído alguno de mis libros; tuve un encuentro también con los integrantes de un club de lectura, que conocían muy bien mi obra. Este segundo encuentro se hizo en el pabellón de España, en un lugar abierto. Comenzamos alrededor de quince –los integrantes del club– y acabamos con una multitud que abarrotaba el stand y que escuchaba con enorme interés. Perdí la cuenta de los libros que firmé y de las fotos –o selfies– que me hice.
 
Aparte del contacto con los niños –sin duda, lo mejor– tuve dos actos con adultos. El primero fue la presentación de la colección Loqueleo, de la editorial Santillana, y el segundo fue un encuentro, o conversatorio, con los –sería mejor decir las, ya que la inmensa mayoría de sus integrantes son mujeres– miembros de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil.
 

Esperaba con muchas ganas el conversatorio con la Academia Boliviana de LIJ, con la que ya había tenido contacto un año antes, cuando ya se había planteado la posibilidad de viajar a La Paz. Creo que a todos los que estuvimos allí nos resultó corto el encuentro. Teníamos tantas cosas que contarnos, que compartir, que el tiempo se nos hizo escaso. Creo que aunque hubiésemos estado la tarde entera, el tiempo también nos hubiese resultado escaso. No obstante, para mí fue una ocasión de oro para conocer de primera mano la realidad de la LIJ boliviana, lo que se está escribiendo ahora mismo y también su génesis, su historia, que es muy reciente.
 
A diferencia de otros países latinoamericanos, en Bolivia la LIJ comienza a tener sus primeras manifestaciones, sobre todo de una manera continuada, en las últimas décadas del siglo XX. Antes encontramos a los pioneros, que son muy pocos, Antonio Díaz Villamil (1896-1948), Óscar Alfaro (1921-1963)…  La considerada primera novela importante es Mallko, de Gastón Suárez, y se publicó en 1974. Eso significa que todos, o la inmensa mayoría, de los escritores que han dado cuerpo y entidad a la LIJ en Bolivia están escribiendo en la actualidad y muchos aún tienen una larga carrera por delante.
 
No es mi intención hacer un análisis de la LIJ en Bolivia, sobre todo porque no soy la persona adecuada para hacerlo, pero sí me gustaría citar un libro reciente que puede aportar mucha luz al respecto, se trata de la Antología de la Literatura Infantil y Juvenil de Bolivia, publicado por la Biblioteca del Bicentenario de Bolivia en 2015, una obra a cargo de Isabel Mesa. Ella aúna una doble faceta: pedagoga y escritora, y es una de las voces más sólidas de la LIJ boliviana por sus aportaciones como especialista, como experta y también como autora de libros de ficción. La pluma de Miguel es uno de sus libros más conocido. La historia es curiosa: la Conciencia Humana es robada por los demonios, y los arcárgeles, al mando de Miguel, salen del cielo para recuperarla. Eso les va a llevar a la cordillera de los Andes y a cobrar aspecto humano. Pero esta lucha eterna entre el bien y el mal solo es el pretexto para hablarnos de una cultura, de unos paisajes, de unas costumbres muchas veces ignoradas o violentadas, de unos valores que dan sentido a nuestra vida.
 
Mi desconocimiento de la LIJ boliviana era manifiesto cuando llegué a La Paz. Ahora, al menos, tengo una visión general, panorámica, que me han proporcionado de primera mano personas implicadas en su consolidación, personas que creen firmemente en lo que hacen y que son conscientes de que la literatura debe estar presente en nuestras vidas, empezando por la de los niños. Me gustaría citar al menos a algunas escritoras con las que compartí charla, o lo que es lo mismo, sueños e ilusiones: Claudia Adriázola Arze, autora de un libro de cuentos, Entre árboles, donde descubrimos su gran sensibilidad por el entorno vegetal que nos rodea; Verónica Linares, autora de Zacarías, un libro delicioso para pequeños lectores, lleno de imaginación contagiosa, en el que nos va hablando de los extraños amigos del protagonista: un cocodrilo pescado en el lago, la luna, una naranja gigante, girasoles cantores…; un libro que nos demuestra una vez más lo importante que puede ser la imaginación en nuestra vida. Mariana Ruiz Romero es una joven y entusiasta autora con un largo camino por delante, ella ha creado un personaje, Uma, que aparece en varios libros (Uma y el círculo mágicoUma y el tren de las estrellas). Uma es curioso y se deja llevar por situaciones sorprendentes, de las que al final no sabrá si han sido reales o no. Pero eso, al fin y al cabo, será lo de menos, pues lo importante será todo lo que Uma nos ha hecho vivir.
 
La Academia Boliviana de LIJ es muy consciente de que tiene mucho por hacer, para consolidarse como entidad, por un lado y, sobre todo, para consolidad y difundir los libros para niños y jóvenes en el país. No basta con escribirlos, sino que además hay que escribirlos bien, siempre con intención literaria, y además hay que darlos a conocer en las escuelas, en las bibliotecas, en cualquier lugar al que tengan acceso los niños y los jóvenes. Tienen la difícil tarea de hacer leer a un profesorado que en su gran mayoría ignora o desprecia la literatura, y a unos padres que nunca han tenido la compañía de los libros, y a una sociedad que debe comprender que sin la lectura no se puede progresar en el desarrollo de la comprensión y por consiguiente de la inteligencia. En definitiva, en mayor o menor grado, esa es la lucha de todos nosotros.
 
Me gustaría también tener un recuerdo de agradecimiento para el Centro Cultural de España en la Paz. Su acogida y su trato fueron inmejorables. Ana, su reciente directora, Wara, su bibliotecaria y Adrián, encargado de comunicación, se convirtieron en nuestros mejores amigos.  
 
Ya de regreso, cuando el avión iba a despegar del aeropuerto de El Alto, comenzó a nevar con fuerza –allí estábamos en invierno y a 4.000 m. de altura–. Eso supuso un considerable retraso. Pensé mucho en la ciudad durante ese tiempo. Estaba contento de saber que también allí había un grupo de personas entusiastas, para las que la escritura formaba parte de su vida desde siempre, y que anhelaban las mismas cosas que yo anhelo. Y pensé, que los eslabones de esa cadena de anhelos, aunque nos parezca increíble, da la vuelta al planeta.
 
Cuando el avión despegó, por desgracia ya era de noche, además, por desgracia me toco viajar en pasillo. A pesar de todo, sentí la proximidad de las cumbres del Illimani. Cerré los ojos. Toda la belleza del país la llevaba conmigo, bien cosida a mis recuerdos.
 
                                                           
                                                                          
 
UN LIBRO QUE NO TE PUEDES PERDER
 
 
Un esguince en el cerebro
Alfredo Gómez Cerdá
 
Liliana De la Quintana
Escritora
                                                                                   
                                                                                                                  
El tema de las nuevas tecnologías en la vida de los niños y adolescentes es muy frecuente en la narrativa actual. Alfredo Gómez Cerda nos entrega una historia muy divertida de principio a fin, sobre el uso y fe absoluta en los artículos electrónicos, que son parte inseparable de esta sociedad. 
 
Estamos frente a una generación de padres jóvenes, Justi y Dori,  que viven su cotidianidad rodeados con toda clase de aparatos y que ni bien nace su hijo, Godofredo,  insertan como parte de este ritual el último modelo que va a “cuidarlo”.  Una vida rodeada de eficiente tecnología y de soledad.
 
Estos fanáticos padres quieren transmitir y hasta obligar a su hijo que adquiera todas las habilidades en este campo. Godofredo crece y cuando va a la escuela ocurre algo singular. La maestra les ha pedido leer un libro.
 
La aparición de este nuevo elemento en la vida de Godofredo,  es una chispa para rebelarse ante el sistema, ante el mundo tecnológico, ante sus padres. Una rebeldía guiada por la curiosidad y esa necesidad de tener algo más “natural” entre las manos, pero al mismo tiempo que estimule otras áreas del espíritu.
 
Pero al mismo tiempo Godofredo sufre intensos dolores de cabeza que los padres asocian al uso del libro y desde ese momento el libro es un elemento para movilizar a la escuela, a los padres, a los medios de comunicación y crear discusión y por lo tanto reflexión. El libro como subversor es maravilloso.
 
Si bien es cierto que a partir de las nuevas tecnologías se vuelve más cómoda la vida del ser humano, también se evidencia que hemos perdido espacios familiares de comunicación, la relación personal cuando hacemos las compras, la sensibilidad de tocar las cosas y así estimular “naturalmente” nuestro cerebro.
 
Godofredo, con los pocos años que tiene, puede comprar lo que quiere, tiene acceso a la tarjeta de crédito de sus padres, conoce los códigos e incluso no podrán ver los productos que él adquiere. Menos mal que Godofredo tiene afición por los libros, esperando que sean los de buenas lecturas. De esta manera también  se resuelve que la literatura está más allá del soporte. Seguiremos teniendo lecturas en otros formatos y accediendo a este bien por otros medios.
 
La gran capacidad de acceder a todos los productos disponibles en el mercado, supone que los padres deberán crear criterios básicos para seleccionar entre las buenas ofertas y las que pueden destruirnos.
 
Este esguince en el cerebro, esta falta de ejercicio que Gómez Cerdá narra con tanto acierto, nos abre un panorama desolador de lo que seguro están viviendo muchas familias en el mundo, no solo la ausencia de libros, sino la falta de ejercicio de la comunicación personal y sensible.
 
Hay una necesidad del equilibrio entre el ser humano, la cultura, las nuevas tecnologías, las relaciones y los sentimientos. Los contenidos en las nuevas tecnologías no son  inocentes ni neutrales, por lo tanto se requiere de una alfabetización y concientización del uso y sus alcances en el ser humano.
 
Título: Un esguince en el cerebro
Género: novela 
Autor: Alfredo Gómez Cerdá
Editorial: Edebé
Colección: Tucán Serie Verde
Lugar y Año de edición:  España, 2016


TE RECOMIENDO UN LIBRO

Mariana Ruiz
Escritora boliviana

Granja de hormigas
Leonor Bravo
Ilustraciones: Marco Chamorro
Ministerio de Cultura del Ecuador / Norma, 2009


Este hermoso cuento relata las experiencias de dos primos, uno que vive en el campo y otro que lo visita desde la ciudad. Joaquín no tiene tanto vocabulario como su primo Lorenzo, pero sabe de la vida de las mariposas, de la crecida del río y del susurro de los árboles. Lorenzo sabe de libros y de palabras hermosas, pero se maravilla cuando su primo le muestra su granja de hormigas, aunque tenga faltas de ortografía en los carteles. Juntos descubrirán que su amor por la naturaleza es mayor que sus diferencias. Leonor Bravo es una escritora ecuatoriana de libros para niños y jóvenes con más de 54 libros publicados. Sus obras “La biblioteca secreta de la Escondida” y “Dos cigüeñas, una bruja y un dragón”, forman parte de la Lista de Honor del IBBY (International Board on Books for Young People).

 

Este patio es nuestro. Carlos Vera Vargas
Ilustraciones: Alejandro Salazar.
Ministerio de Educación
La Paz, 2005.

Esta obra de teatro resultó ganadora dos veces en concursos nacionales, una en 1993 y otra en 1998. Publicada primero por la Honorable Alcaldía de Cochabamba, volvió a editarse en 2005. Una obra de teatro que pueda trascender en el tiempo y tener personajes coloridos es muy difícil de lograr, y es algo que los colegios requieren muchísimo. Muchas veces, ante la carencia de textos teatrales, las escuelas adaptan textos literarios que no están pensados para representación teatral. Esta obra rescata como personajes a diversos inquilinos, habitantes de un conventillo, que comparten el patio de una casona como lugar de esparcimiento común. Cuando el dueño decide vender la casa, todos se unirán para expresar su amor por el patio, escenario de sus recuerdos y vivencias. 




EL RINCÓN DEL CÓMIC

Mariana Ruiz
Escritora boliviana

Comic Wars. Departamento X.
Alianza Boliviana del Cómic & el Manga. Tu Kiosko Antaku Studios
La Paz, 2015

Esta revista, de factura boliviana pero que puede leerse en clave latinoamericana y hasta universal, nos muestra a su personaje principal: Daniela, y a la tienda de cómics “Área Zero” habitual escenario de esta historieta, en un conflicto divertidísimo.
La Cuarta Convención de Fanáticos de Comics y Afines se celebra en la tienda, y  los amantes de todos los géneros se pelean por acceder al Stand Nro. 1. Claramente, cada uno define que su afición es superior a la de los demás: Los vestidos de Tierra Media contra los Mangakas, los amantes de DC y Batman contra los Jedis de Star Wars, los traviesos “room mates” de Daniela contra los más despreciados de todos: sí: ésos, los autores independientes del cómic nacional.
 “Comic Wars” no pretende ser más de lo que es: un cómic gracioso, que busca entretener, divertir, jugar con imágenes cinematográficas; mezclando, criticando y divirtiéndose en el camino. Una lectura “light”, muy bien hecha, una sitcom en papel, de factura netamente boliviana.
 




EL DÍA A DÍA EN LA LITERATURA INFANTIL

 
1. Feria de autores bolivianos en "El Paseo del Prado" de La Paz

El Gobierno Municipal de La Paz otorgará un espacio en "El Paseo del Prado" a los autores de literatura infantil boliviana el día domingo 23 de abril de  9:00 a 13:00 horasLos autores tendrán sus obras a la venta y podrán compartir autógrafos y comentarios con las personas interesadas. Los autores interesados en participar deben coordinar con Francisco Bueno.

franciscobuenoayala@gmail.com

2. IX Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil (Oruro)

La IX Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil organizada por el Colegio Alemán de Oruro se llevará a cabo en esa ciudad los días jueves 4 y viernes 5 de mayo. Se trata de una feria donde estarán presentes autores de Oruro, Cochabamba y La Paz compartiendo su obra con niños y jóvenes.

Aquellos autores interesados en participar deben comunicarse con el Señor Alfredo Soria Hurtado.

asoriahurtado@gmail.com

3. V Concurso Municipal de Literatura Infantil "Historias Chiquitas y Ch'ukutas - Yolanda Bedregal - 2017"
 
El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, a través de su Secretaria Municipal de Culturas y su Dirección de Fomento a la Producción Artística Cultural, La Secretaria Municipal de Educación y Cultura Ciudadana y La Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil convocan al V Concurso Municipal de Literatura Infantil  Historias Chiquitas y Ch’ukutas “ YOLANDA BEDREGAL” 2017.

Podrán participar los bolivianos (as) y extranjeros (as) con más de dos años de residencia legal (mínimo 2 años) en Bolivia, autores y aficionados a la literatura infantil en el género de cuento. El tema es “La Paz, intercultural, feliz e incluyente” por lo que se puede tratar diversos temas en su eje argumental como por ejemplo:
  • El respeto a la vida y la dignidad de cada persona, sin discriminación ni prejuicios.
  • Cuidado de la escuela y espacios públicos
  • Respeto y convivencia en la ciudad
  • Realizar esfuerzos para acabar con la exclusión y la injusticia.
  • Defender la libertad de expresión y la diversidad cultural, priorizando el diálogo.
  • Promover el consumo racional de los productos que nos da la naturaleza, dando importancia a todas las formas de vida, preservar el medio ambiente y evitar toda forma de contaminación.
  • Respetar las áreas públicas y privadas, alentar su buen uso y protegerlas del daño premeditado
  • Promover la inclusión a la sociedad de personas con capacidades distintas.
  • Promover el buen uso del agua y su cuidado para futuras generaciones
  • Reciclaje y buen manejo de la basura
  • Cultura como motor del desarrollo social
 
El género es cuento dirigido a un público infantil. Se podrá participar con una sola obra, según la categoría a la que corresponda el concursante:
 
Categoría  “A”: Participantes de 6 a 12 años.
 
Categoría “B”: Participantes de 13 a 18 años
 
Categoría “C”: Participantes mayores de 19 años
 
Se otorgarán los siguientes premios:
 
Categoría  “A”: Participantes de 6 a 12 años.
  • Primer Lugar: Bs1.500, 00 (Un mil quinientos 00/100 Bolivianos), diploma de honor y publicación en  la mochila escolar 2019.
  • Segundo Lugar: Bs 1000,00 (Un mil 00/100 Bolivianos), diploma de honor y publicación en  la mochila escolar 2019
Categoría “B”: Participantes de 13 a 18 años
  • Primer Lugar: Bs 2.000,00 (Dos mil  00/100 Bolivianos) diploma de honor y publicación en la mochila escolar 2019.
  • Segundo Lugar: Bs 1.500,00 (Mil quinientos 00/100 Bolivianos) diploma de honor y publicación en la mochila escolar 2019.
Categoría “C”: Participantes mayores de 19 años
  • Primer Lugar: Bs5.000,00 (cinco mil 00/100 Bolivianos) diploma de honor y publicación en la mochila escolar 2019.
  • Segundo Lugar: Bs4.000,00 (cuatro mil 00/100 Bolivianos) diploma de honor y publicación en la mochila escolar 2019.
La presentación de obras se realizará hasta el día viernes 7 de julio de 2017 de 9:00 a 12:00 y de 14:30 a 18:30 en:

Mayor información: concursos.smc@lapaz.bo
www.ablij.com
o apersonarse a la Dirección de Fomento a la Iniciativas Artísticas y Culturales, 4° Piso de la Casa de la Cultura. 

4. IV Concurso Nacional de Libro Álbum para niños y niñas. Espacio Simón I. Patiño. La Paz
 
IV Concurso Libro álbum para niños y niñas


El Espacio Simón I. Patiño, con el objetivo de fomentar la creación literaria y plástica de obras para niños/niñas y difundir el trabajo de los escritor@s e ilustrador@s de Bolivia, convoca al IV Concurso Libro Álbum. Podrán participar escritor@s e ilustrador@s de nacionalidad boliviana o extranjer@s con mínimo dos años de residencia en el país, con una o más obras, en idioma español. Las obras deberán ser inéditas y estarán dirigidas a niñas y niños entre los 7 y 10 años. Podrán ser presentadas por uno o varios autores. El tema y la técnica son libres. El formato de la obra será de 33,5 x 22,5 cm. La extensión máxima de la obra será de 30 páginas. La propuesta del libro álbum deberá presentarse en una maqueta física, que contenga la versión final del diseño, del texto, de los colores y de las ilustraciones (no se aceptará en sistema magnético). Los datos personales del o los autores deberán ir en un sobre cerrado que contenga nombre, dirección, teléfono y correo electrónico. En el exterior del sobre deberá escribirse el título de la obra concursante y el o los seudónimos utilizados para firmarla; no se aceptarán anagramas. Queda abierta la presente convocatoria a partir de su fecha de publicación hasta el miércoles 1 de noviembre de 2017, a las 19:00 h. El premio, único e indivisible, consistirá en USD 1000 y en la publicación de la obra. Los trabajos se recibirán en 

Centro de Acción Pedagógica (CAP)
Anexo del Espacio Simón I. Patiño,
Av.  Ecuador Nº 2475, entre calle Belisario Salinas y pasaje Andrés Muñoz, tel. 2410329 int. 235, casilla Nº 3289. La Paz–Bolivia.

Mayor información: http://www.espacio.fundacionpatino.org/convocatorias/iv-concurso-libro-lbum-para-nios-y-nias/


5. 54a Feria del libro para niños en Bolonia

La Feria del Libro Infantil de Bolonia se llevará a cabo entre el 3 y 6 de abril en Bolonia.Después de 49 años de celebrarse, la feria tiene un reconocimiento mundial. Allí se reúnen los principales agentes de la LIJ para vender y comprar los derechos de autor. Allí se realizan los contactos con ilustradores, editores, autores, traductores, agentes literarios y productores de cine y televisión. Se dan cita en Bolonia aproximadamente 70 países con cerca de 1300 expositores. Este año son Cataluña e Islas Baleares las invitadas de honor.

6. V Encuentro IBBY Latinoamérica y Caribe 


Cada dos años, se reúnen los IBBY de Latinamérica y el Caribe para compartir un espacio de experiencias. Este año será la Argentina el lugar de encuentro del 25 al 27 de abril en la Feria del Libro de Buenos Aires.

Temas: 

  • Los libros para bebés, niños y jóvenes en ámbitos no formales.
  • Literatura y salud
  • Correr detrás de los jóvenes: el lector mutante
  • Los géneros resistidos y resistentes: novela gráfica, teatro, historieta
  • Formación de mediadores

Conferencistas invitados: María Teresa Andruetto, Pablo Bernasconi, Pablo de Santis, Sandra Siemens, Mario Méndez, Luciano Saracino, Lucas Nine, Istvansch, Susana Allori, Laura Ormando, Dian Kovach.

Mayor información: v.encuentro.alija.ibby@gmail.com
 

7. Nuevos temas en la plataforma Cuatrogatos

Le invitamos a leer las nuevas entradas del MiauBlog de la Fundación Cuatrogatos:
Saludos,
Fundación Cuatrogatos
info@cuatrogatos.org
 
 
 

LA BIBLIOTECA CRECE

Estos son los libros que nos han enviado autores, librerías o editoriales. Enviamos la información correspondiente a cada uno, para que los lectores sepan que ya forman parte de la biblioteca de la Academia. Algunos tienen mayor información en nuestra página web(www.ablij.com).


De vuelta al camino real. José Miguel Quintana (autor). Deisa Tremarías (Ilustradora). Colección Caminos del Sur. Fundación Editorial El perro y la rana. Venezuela, 2011. Poemario infantil con temática variada, donde la cotidianidad, el campo o el bus escolar, aparecen llenos de sonoridad y ritmo, también cuenta con el recurso de la poesía tradicional: las retahílas. Utiliza la enumeración de objetos y en otros casos descompones las palabras para así lograr de una manera particular, un juego con la musicalidad. El poemario está dividido en tres partes, el humor y la irreverencia forman parte de una propuesta lúdica interesante. Este poemario fue publicado por la imprenta Her Par en el año 2003, y fue premio de poesía en la categoría Literatura para niños del Concurso Nacional David, ciudad de La Habana, Cuba, 1995.
https://es.slideshare.net/josemiguelquintanacanizares/de-vuelta-al-camino-real
 

Máximo 30. ¡Novedad! Michelle Déchelette y Lucía Mayorga (autoras, ilustradoras, diagramadoras). Editorial 3600. La Paz, 2017. Un libro ilustrado que hace una reflexión sobre ciertas cosas absurdas que a veces se nos ocurren a las personas.



EL CARTERO PASÓ POR LA ACADEMIA

Quiero agradecerles la divulgación de la convocatoria al XXIV Encuentro de Crítica e Investigación de la Literatura Infantil y Juvenil, a celebrarse en la ciudad de Sancti Spíritus, Cuba, en el mes de mayo, evento que por su trayectoria y calidad, es el más importante que se celebra en nuestro país.
Aprovecho también para felicitar a Carlos Vera por su premio en el concurso de la Editorial La Hoguera; de él he leído “El sombrero blanco del señor que no era mi tío”, “El vuelo del murciélago barba de pétalo” y me parecen dos libros formidables.

Luis Cabrera Delgado (Cuba)

Felicitaciones a Isabel Mesa ya que su Antología de Literatura Infantil y Juvenil de Bolivia irá en la mochila escolar otorgada por el Gobierno Autónomo de La Paz.
Saludos cordiales,

Elena Luchetti (Argentina)

Les escribo de parte de Michelle Déchelette, integrante de la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil y directora del taller de pintura El Juego de Nunca Acabar (en el cual yo participé muchísimos años). Ambas publicamos un libro infantil titulado "¡MÁXIMO 30!" con la Editorial 3600 que se presentará en La Paz el día de mañana a las 19.00 en el Espacio Simón I. Patiño. Michelle se encuentra muy delicada, es por eso que no me contacté antes con ustedes. Me imagino que a ella le habría gustado que sepan. La presentación del libro será, también, un pequeño homenaje a ella. Al mismo tiempo, les pido que incluyan a ¡MÁXIMO 30! en su página web, en el perfil de Michelle. Saludos.

Lucía Mayorga (La Paz)

Gracias por el envío de los boletines que traen una información valiosa.

Maricruz Alvarado (Sucre)

Salió el número 44 de la Revista "Benjamin".

Contacto: saritamansilla@hotmail.com 


 

Número: 90

Fecha: Marzo 2017