Vuelan Vuelan 96: Algo más sobre la poesía infantil de Alberto Guerra Gutiérrez (V. Montoya),

Vuelan vuelan
Año 9, boletín 96

Octubre, 2017
Visita nuestra web: www.ablij.com

  • Distinción de la Comisión de Fomento a la Cultura Herrmann de La Paz (2009)
  • Distinción del Gobierno Autónomo Municipal y Oficialía Mayor de Culturas de La Paz (2013)
  • Premio Nacional y Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil "Hormiguita Viajera", Biblioteca Madre Teresa de Calcuta, Buenos Aires (2013)
  • Reconocimiento de la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz (2016)
  • Reconocimiento del Espacio Simón I. Patiño de La Paz (2016)


Comité editorial: Isabel Mesa, Liliana De la Quintana, Víctor Montoya

Vuelan vuelan es un boletín mensual dedicado a la literatura infantil y juvenil que tiene como objetivo llevar artículos, entrevistas, reseñas de libros, notas sobre ferias, congresos y presentaciones de libros a escritores, ilustradores, docentes, psicólogos, pedagogos y personas interesadas en el tema.


Vuelan vuelan pretende ser la plataforma que dé a conocer a los autores bolivianos y extranjeros con su literatura y forma de pensar. Quiere ser una revista mediadora, que comunique los acontecimientos más importantes relacionados con la literatura infantil y juvenil. Desea ser portavoz de artículos interesantes sobre el tema infantil que enriquezcan la formación teórica de nuestros lectores. Pero, sobre todo, quiere ser un enlace nacional de la literatura infantil boliviana.


Vuelan vuelan también abre sus puertas a opiniones, comentarios y material que puedan hacernos llegar los lectores para que este boletín sea un punto de encuentro de la literatura infantil y juvenil capaz de unir a todo el país en favor de nuestros niños y jóvenes.


Ilustradora: Daniela Durán (Bolivia)

 


LEYENDO LITERATURA INFANTIL
 

Algo más sobre la poesía infantil de Alberto Guerra Gutiérrez

 
Víctor Montoya
Escritor y pedagogo
 
 
La poesía infantil de Alberto Guerra Gutiérrez, de un modo general, está articulada a la temática minera; una realidad que lo impactó desde que hizo su kindergarten en la población de Siglo XX, al norte del departamento de Potosí, en tiempos en que su padre ejercía como técnico de la Empresa Simón I. Patiño. Más tarde, cuando su progenitor fue transferido a las minas del Sur, el futuro poeta fue atraído por el mundo de las familias campesinas que, a poco de abandonar sus parcelas, se proletarizaban en las empresas de los magnates mineros.
 
Su compromiso social con los trabajadores del subsuelo se consolidó cuando él mismo, mientras estudiaba en el “Colegio Saracho” de Oruro, ingresó a trabajar en la Empresa Minera San José, donde, en una cuadrilla compuesta por 13 obreros, tuvo como a maestro principal al minero Manuel Fernández, ese personaje cuya dramática vida lo inspiró a escribir su poemario “Manuel Fernández y el itinerario de la muerte”, que, más que ser un simple retrato cronológico de un obrero que termina sus días reventado por la silicosis y el alcoholismo, es un verdadero canto a los mineros bolivianos desde el punto de vista simbólico y metafórico.
 
No cabe duda de que en el interior de la mina, el poeta hizo carne de su carne y sangre su sangre de la realidad minera, que se expresa de manera figurativa y apoteósica en una parte de su obra poética -incluso en su ensayo antropológico sobre el Tío de la mina-, que lo identifica con los ritos pagano-religiosos, vivencias, ideales y sentimientos de los trabajadores del subsuelo, a cuyos hijos los tuvo como alumnos en la escuela y a quienes les dedicó sus Baladas de los niños mineros.
 
Luego de haber trabajado en el interior de la mina por el lapso de un año y medio, lo suficiente para conocer los recovecos de un ámbito cargado de tragedias, luchas y esperanzas, Alberto Guerra Gutiérrez prosiguió sus estudios en la Normal Superior de su ciudad natal, hasta que en 1954,  una vez egresado como maestro de educación primaria, pidió voluntariamente ser destinado a Kataricagua, distrito aledaño a la población de Huanuni, donde trabajó durante cinco años con los hijos e hijas de las familias mineras, que le ganaron el corazón y le dieron las pautas para escribir, uno a uno, los versos que conforman su poemario La balada de los niños mineros, que lo sitúa a la altura de su entrañable amigo y compañero de letras Hugo Molina Viaña, quien también trabajó como profesor en varios distritos mineros.
 
Fue justamente Molina Viaña, quien, en una carta dirigida a su dilecto amigo -una carta que luego se insertó como prólogo en la primera edición del libro, en 1970-, le dedicó palabras de honda connotación humana: “Nuestros niños mineros, ausentes del pan nuestro, mordidos por el hambre y la miseria, perseguidos por el ´búho de alas rojas´ de la tragedia. Tus niños mineros, los míos, los nuestros, crucificados en un madero de desnudez, intemperie y enfermedad, verán la luz cuando se hable al mundo de su breve paso por la vida, sin golosinas ni juguetes; hasta les privaron de un libro de lectura (…) Que en los maestros palpite el mensaje de tus Baladas, que el pueblo boliviano se dirija a los niños de las minas, por los que está en deuda siempre; encendiste la estrella de la poesía social en la Literatura Infantil boliviana (…) En ´Baladas de los niños mineros´ está todo el dolor de los ojos luminosos de la ternura lacerados por profundas ojeras de orfandad y duelo (...) Alberto, poeta de los mineros; desde mi escuela añorada de niños mineros con el cuerpo cubierto por un mapa de harapos, allí donde aprenden los ´derechos humanos´ en cuadernos de ladrillo y mobiliario de adobes, que tu denuncia avergüence a los malvados para siempre".
 
Las Baladas de los niños mineros, compuestas al ritmo de arrullos de cuna, con un lenguaje lúdico y figurado, revelan la sensibilidad y el dolor que siente el poeta ante la cruda situación de los niños: “Arrurrú mi niña/ trozo de metal./ Si duermes mi niña/ yo te compraré,/ una olla grande/ y algo de comer”. En otros versos se lee: “Duérmete mi niño/ pequeño minerito,/ duérmete y no llores/ que el ´Tío´ se enoja/ cuando pides pan…”. Así les canta Alberto Guerra desde su corazón de niño grande, mientras los cobija entre sus brazos y los induce al aprendizaje inicial de la lectura y la escritura, como todo buen maestro que no sólo comparte sus conocimientos, sino también sus sentimientos que ayudan a forjar la personalidad y el porvenir de los niños mineros.
 
Los pensamientos de Alberto Guerra Gutiérrez, plasmados en el poemario “Baladas de los niños mineros”, son auténticos y carecen de hipocresía toda vez que se refiere, con fina pluma y firme pulso, a los sueños y las pesadillas de los pequeños obreros. El poeta y profesor de infantes estaba consciente de que era posible romper los cercos de la pobreza y la desgracia con esfuerzo y educación. No en vano les recordaba, con un hálito de esperanza, diciéndoles que no todo estaba perdido, “aunque seas lo que somos/ un minero, nada más;/ aunque tejas en tus dedos/ hilos de pena y dolor”.
 
Alberto Guerra Gutiérrez fue el poeta comprometido con la realidad social de su época y nunca dudó en declararse amigo de los desposeídos, junto a quienes aprendió a morder el pan duro dos veces antes de cada bocado y junto a quienes, debido a las duras pruebas que a veces impone la vida, aprendió a valorar el sentido ético de la poesía, que es algo más que una simple cadencia de palabras que engranan melódicamente en el discurso poético. Es decir, en la percepción de Alberto Guerra Gutiérrez, el poema, además de ser la máxima expresión estética del lenguaje en una composición poética, debía ser un instrumento de denuncia y protesta contra las injusticias sociales. De ahí que en cierta ocasión, cuando le hice una entrevista, me confesó que él siempre pensó “en poner la poesía al servicio de los oprimidos, tratando de hacer de la poesía la voz de los sin voz”. Luego prosiguió: “Creíamos que el sector minero estaba demasiado reprimido no sólo social y económicamente, sino también espiritualmente; por eso, tanto Borda Leaño como yo, tratamos de seguir los surcos trazados por Luis Mendizábal, Walter Fernández Calvimontes y otros, y tratamos de hacer una poesía minera, denunciando las atrocidades y las injusticias que se cometían contra este sector”.
 
En esta ocasión es preciso aclararle al lector que las poesías reunidas en Baladas de los niños mineros corresponden, por definirlo de alguna manera, a dos etapas de su creación literaria, ya que en la VII parte de la segunda edición revisada y complementada de 1998, se añadieron algunos versos referentes a la nefasta “relocalización” minera, que no aparecen en la primera edición del poemario, ya que la “relocalización” se produjo recién en 1985, tras el D.S. 21060; pero que, sin embargo, el poeta estimó conveniente -y hasta necesario- incorporarlos en la nueva edición del libro que, de otro modo, hubiese estado incompleto si no se contemplaba este importante episodio en la historia contemporánea de la minería en Bolivia.
 
Baladas de los niños mineros es un magnífico ejemplo de que la poesía infantil boliviana -que se nutre tanto del lenguaje cotidiano como del lenguaje lúdico, que juega con las metáforas y la musicalidad de las palabras-, no está exenta de una realidad social que, por mucho tiempo y a espaldas de las convenciones internacionales sobre los “Derechos de los Niños”, tocó la sensibilidad de varios poetas nacionales, quienes no escatimaron esfuerzos para versificar, con idoneidad y conocimiento de causa, una realidad que se clava como una espina en el pescuezo de un país donde innumerables niños, empujados a trabajar en los inhóspitos socavones, formaron parte del sistema de explotación capitalista y la elevada tasa de deserción escolar.    
 
 

UN LIBRO QUE NO TE PUEDES PERDER
 
 
Viaje al centro del cielo
 
Mario Linares Urioste


Viaje al centro del cielo, el último libro de Verónica Linares es una novela de doce capítulos.  La misma contiene varios cuentos que la narran las experiencias y aventuras de un niño de ciudad, o sea un niño inmerso en el wifi, en el Nintendo, en la TV de animación, cuyos compañeros toman sus vacaciones en hoteles de lujo o van a Disney World.
 
El cronista piensa fustrado que en su vacación, en lugar de conocer modernos aeropuertos, lujosas tiendas y centros de entretenimiento, hará un viaje al Potosí y Sucre de los recuerdos ancestrales.   El viaje acompañado de sus abuelos, padres y hermanitos, será por tierra.   Muchas horas que transcurrirán recorriendo desde un altiplano abrazado por las cumbres de nieves eternas de una Bolivia andina para llegar hasta los dulces valles. ¡Qué aburrimiento! , dice, es como viajar a la prehistoria.
 
Por la ventana del auto van pasando los pueblitos, las recuas de llamas, las vestimentas multicolores de las mujeres.  Los luminosos cielos de las alturas en solo instantes se transforman en aterrorizantes negros nubarrones con precipitación de lluvias y granizo.   En medio de la nada un desperfecto mecánico detiene el vehículo y el abuelo junto al padre tienen que emprender la aventura incierta de ir a buscar auxilio.  ¡Qué terror!... los niños lloran.
 
Pete la valiente, la abuela que viaja con ellos, trata de calmarlos con su cuento atemorizante de un internado cuando era niña en que los ruidos inexplicables de una noche oscura terminan siendo el baile y zapateo de las monjas en clausura.   Al terror se lo vence con la risa. 
 
Llega al fin el auxilio, el padre y el abuelo se han convertido en verdaderos héroes y el viaje sigue.   En la noche todos duermen en una carpa a la vera del camino.   Viene un maravilloso amanecer con olor a campo y tierra mojada.
 
Los cuentos están dirigidos a los niños y adolescentes, esos seres  sensibles, vulnerables, impresionables y ávidos de amor.  ¿Pero qué adulto en el  fondo también no es un niño?
 
Verónica, para llegar a los niños vuelve niña a su madre, niño en búsqueda de amores a su padre.   Las crónicas no son imaginarias,   son de carne y hueso.   Ocurrieron y así se las relata.
 
En unos pocos días el niño de ciudad experimenta el encuentro con la patria, con los ancestros, con las ciudades de los recuerdos de sus mayores y en medio de ellas encuentra lo principal:   Saber que la felicidad es de sólo unos instantes pero su intensidad nos persigue eternamente.   Saber que al miedo lo vence la risa.   Saber que todos buscamos amor.   Saber que es primordial honrar padre y madre.   Saber que el misterio de la muerte es doloroso e insondable.    Saber que los ancestros y la tierra nos dan el beneficio de la pertenencia.
 
En estas crónicas se muestra el desgarrador exilio de un niño que resulta ser el abuelo y que junto a su familia tiene que dejar amores, amigos, su ciudad y la tierra por los típicos avatares de la política boliviana, todo en busca de nuevas oportunidades.
 
Se narra también el regreso al Caraparí, la hacienda perdida, donde los antiguos arrenderos, después de reconocerlos, eufóricos gritan: ¡los patrones han llegado! 
La autora narra con ternura las viejas anécdotas de familia que también resultaban entrañables para ellos.   Todos se abrazan, besan y lloran.
 
Verónica, en un lenguaje sencillo nos cuenta historias fascinantes en sí mismas pero, lo más importante, son todas historias que nos curan el alma y nos ayudan a vivir.
 
Verónica a través de sus cuentos se vuelve una terapeuta de la salud y la inteligencia emocional.  Si bien son narraciones familiares e íntimas, son tan ligadas al ser humano que se vuelven universales.
 
Paradójicamente ese “viaje a la prehistoria” que se inició con la expresión de aburrimiento de un niño de ciudad, terminó siendo para él, como titula el libro, “Un Viaje al Centro del Cielo”.
 
Muchas gracias Verónica por tu nuevo e invalorable regalo.

Título: Viaje al centro del cielo
Ilustraciones:
Género: Novela
Autor: Verónica Linares
Ilustradora: Roxana Hartmann
Editorial: Gisbert y Cia. S.A.
Lugar y Año de edición:  La Paz, 2016
ISBN:  978-99974-898-6-9
Depósito legal:  4-1-4828-16
 


EL LECTOR TIENE LA PALABRA

Hola a todas y a todos:
 
Felicito a la Academia por el trabajo que hace y aprovecho paro invitarlos a formar parte de un proyecto que he empezado hace muy poco. Se trata de una página de narrativas del desplazamiento que he creado en coparticipación con la escritora venezolana Cristina Leal. El objetivo de este proyecto es publicar relatos (cuentos, crónicas, fotoperiodismo) que den cuenta de la experiencia que implica salir de nuestros países de origen. Como algunos de ustedes saben, desde hace casi dos años vivo en Brasil y este desplazamiento me ha servido para poner en cuestión temas que muchas veces damos sentados, como la identidad, la idea de nación, las trampas de la lengua, etcétera.  El sitio es https://babelicas.com y en él pueden encontrar una crónica mía titulada "En busca de Cristo", que narra mi experiencia como boliviano en Río de Janeiro. Todos y todas están invitados a aportar con cualquier relato que tenga que ver con una experiencia de desplazamiento (exilio, migración, identidad, etcétera). Por supuesto que aceptamos texto relacionados a la literatura infantil. La página de Facebook es https://www.facebook.com/babelicas/ y un like suyo ayudaría mucho a la difusión de la página. 
 
Les deseo lindas lecturas y un buen inicio de primavera.
 
Brayan Mamani (Escritor boliviano)


TE RECOMIENDO UN LIBRO

Mariana Ruiz
Escritora boliviana

La señora Frisby y las ratas de Nimh
Robert C. O'Brien


La señora Frisby, una ratoncita viuda con cuatro hijos pequeños, tiene que trasladar a su familia a su casa de verano inmediatamente, o enfrentarse a una muerte segura. Pero su hijo menor, Timothy, yace en cama con neumonía y no puede moverse… Un encuentro afortunado con las ratas de NIMH, un extraordinario grupo de criaturas de inteligencia muy desarrollada, le planteará una brillante solución a su dilema. La notable inteligencia de las ratas y su capacidad para adoptar tecnología humana dejarán maravillado al lector. Ganadora de la Newberry Medal, obtuvo también los premios Lewis Carroll Shelf Award, ALA Notable Book y Horn Book Fanfare, fue adaptada al cine en 1982. Su autor, Robert C. O´Brien, trabajaba como periodista para el National Geographic, entre sus libros infantiles se cuentan “Z de Zacarías” y “La dama del tren”.


 

 

Literatura Infantil
Educación Intercultural bilingüe-besiro, castellano y quechua

MATEBITE - OEA
Bolivia, 2001

Esta curiosa recopilación de chistes, leyendas, cuentos y adivinanzas, recupera relatos de: la tradición oral; rimas y coplas tarijeñas; cuentos de la literatura infantil universal y poemas de autores latinoamericanos. Cuentos como “La mosca Ana” de Constancio Mamani y “El lapicito” de Ernesto Cavour, son absolutamente originales. Destacan las contribuciones de Elda de Cárdenas, Manuel Vargas y Hugo Molina Viaña. Esta versión trilingüe, además, traduce todos los textos al besiro o chiquito, hablado en Beni y Santa Cruz; y al quechua, hablado en todos los valles inter-andinos. A diferencia de las versiones tradicionales, los textos que se encuentran en quechua no están traducidos al castellano. Lo mismo se aplica para los textos en besiro, una iniciativa cuestionable porque quienes desconocen el idioma no podrán acceder a ellos.


EL RINCÓN DEL CÓMIC

Mariana Ruiz
Escritora boliviana

Planet Hulk No. 92-105
Greg Pak, Carlo Pagulayan, Aaron Lopestri, José Omar Ladrönn
Marvel Comics, 2006

La historia de Espartaco recontada con personajes alienígenas en un mundo imaginario. Hulk, el alter ego furioso y verde del doctor Bruce Banner, ha sido expulsado de la tierra en un cohete espacial. Tras arribar al planeta Sakaar, e incapaz de volver a su forma humana, será vendido como esclavo. Asumiendo el traje de gladiador, deberá pelear por su vida y su libertad, aprendiendo algo acerca de sí mismo en el camino. Una batalla épica y trepidante que terminará con Hulk derrotando al rey que rige el planeta y siendo feliz por un breve espacio de tiempo. La historia sirve de precuela para la muy famosa World War Hulk que salió a la venta al año siguiente.
 

 



EL DÍA A DÍA EN LA LITERATURA INFANTIL

 
1. Encuentro de autores en el Colegio Internacional de la Sierra de Santa Cruz
 
El día viernes 27 de octubre, más de 20 autores de literatura infantil boliviana se dieron cita en las instalaciones del Colegio Internacional de la Sierra de Santa Cruz en el 14o Encuentro de Autores Bolivianos. Cada uno de los escritores compartió su obra con los estudiantes de algún curso. Fue una hermosa fiesta literaria.
 

MIEMBROS DE LA ACADEMIA BOLIVIANA
 I.Mesa, L. De la Quintana, V. Montoya, R. Guzmán, M. Ruiz y V. Linares
J. Dávalos, M. Vargas, L. De la Quintana, C. Wayar, V. Linares

2. Visita a colegios en Potosí

Los días 14 y 15 de octrubre, las escritoras Rosalba Guzmán e Isabel Mesa visitaron las Escuelas Populares Don Bosco (privada y fiscal) compartiendo sus obras. Los estudiantes dramatizaron dos de las novelas de las autoras e hicieron una feria de juegos con la misma temática.
 

Isabel Mesa on los actores de "La esfera de cristal"

"La Revobulliprotesta"

Con los actores de "El espejo de los sueños"

Además, las autoras dieron talleres a las maestras para que utilicen distintas estrategias para la lectura de los libros en aula.


3. Visita al Insituto Domingo Savio de La Paz

El miércoles 25 de octubre, Isabel Mesa visitó el Instituto Domingo Savio de La Paz en el que los estudiantes de 5oB habían leído algunas obras de la Antología de Literatura Infantil y Juvenil de Bolivia. Los alumnos representaron las obras de teatro "Retamita" y "Muñecas de Bazar" del escritor Antonio Díaz Villamil.


Escena de Retamita


Escena de Muñecas de Bazar
 
4. Academia y Centro Cultural de España en un proyecto literario con adolescentes

La Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil y el Centro Cultural de España promueven la lectura en adolescentes a partir de un proyecto literario, que se lleva a cabo el tercer sábado de cada mes durante todo el año 2017, en el cual se comparte un libro mensual. La lectura previa de la obra estimula la discusión con el capacitador y, por lo tanto, aporta a la formación de criterios para una buena comprensión lectora, análisis literario y opinión desde una perspectiva creativa y lúdica. 
 
 
 
En la Séptima sesión, Liliana De la Quintana compartió con los jóvenes el libro "La fiesta de la vida". En el próximo mes de noviembre, Isabel Mesa compartirá la lectura de su libro "El cuento que nunca se contó".


5. Presentación de la Revista "Diabluras" en Oruro



El 28 de septiembre, en el Club Oruro, se ha presentado el segundo número de la Revista Infantil "Diabluras". En la presente edición se hace un homenaje a los 100 años del natalicio de dos escritoras Milena Estrada y Gloria Fuertes. La Dra. Práxides Hidalgo fue la encargada de hacer la presentación. Estuvieron presentes los niños escritores e ilustradores, los artistas plásticos de la ABAP y muchos niños de los colegios Alemán, Americano, Sucre y Bolivia Japón. Se mostró el spot oficial de la revista y algunos ejemplares se repartieron gratuitamente.


 


6. Exposición de ilustradoras en la ciudad de Santa Cruz

En la Manzana 1, en el mero centro de Santa Cruz de la Sierra, se exhibe la esposición de tres ilustradoras de literatura infantil, Romanet Zárate, Daniela Durán, Lara Sabatier, y el artista Telmo Román. Se trta de una exquisita muestra de ilustraciones en distintas técnicas que vale la pena ver: papel cortado, acuarela sobre papel, técnica mixta en papel artesanal, gráfitos y oleo. La exposición se inauguró el día 26 de octubre.


Ilustraciones Daniela Durán


Ilustraciones de Romanet Zárate

Ilustraciones de Lara Sabatier
 
8. Nuevos temas en la plataforma Cuatrogatos



Le invitamos a leer las nuevas entradas del MiauBlog de la Fundación Cuatrogatos:

'Entrevista con José M. Fernández Pequeño sobre su libro para niños "Bredo, el pez"'
https://blog.cuatrogatos.org/blog/?p=5408




 
 
9. Libros seleccionados para el catálogo White Rawens 2017

La  Internationale Jugendbibliothek (International Youth Library) ha seleccionado 200 títulos para el catálogo White Ravens. Los libros que fueron elegidos, publicados el año anterior, pertenecen a 56 países y están escritos en 38 lenguas diferentes. La elección está determinada por criterios como la temática, innovación artística, estilo literario, diseño, etc. La elección la realizan 20 especialistas en literatura infantil y juvenil. Los galardonados de este año fueron presentados oficialmente el 12 de octubre en la feria de Frankfurt. Dentro de la literatura iberoamericana fueron elegidos los siguientes libros:

Argentina
Los que volvieronLos que volvieron
Márgara Averbach (texto)
Buenos Aires: Sudamericana, 2016
Matilde
Carola Martínez Arroyo (texto)
PowerPaola (ilustraciones)
Buenos Aires: Norma, 2016
Chile
No se lo coma
Sara Bertrand (texto)
Alejandro Magallanes (ilustraciones)
Santiago de Chile: Hueders, 2016
Colombia
24 señales para descubrir a un alien24 señales para descubrir a un alien
Juliana Muñoz Toro (texto)
Elizabeth Builes (ilustraciones)
Medellín: Tragaluz, 2017
Adiós
Candelario Obeso (texto)
Juan Camilo Mayorga (ilustraciones)
Maité Dutant (adaptación)
Bogotá: Cataplum libros, 2016
Corazón de león
Antonio Ungar (texto)
Santiago Guevara (ilustraciones)
Bogotá: Babel Libros, 2016Como tener ideas
España
Cómo tener ideas
Sofía Rhei (texto)
Marc Gras Cots (ilustraciones)
Madrid: Narval, 2016
Dorothy. Déjale entrar
Javier Sáez Castán (texto)
Pablo Auladell (ilustraciones)
Barcelona: A Buen Paso, 2017
El secreto de Enola
Daniel Hernández Chambers (texto)
David de las Heras (ilustraciones)
Zaragoza: Edelvives, 2017
OllosUna historia diferente
Xulio Gutiérrez (texto)
Nicolás Fernández (ilustraciones)
Pontevedra: Faktoría K de Libros, 2016
Una historia diferente
Adolfo Serra (texto e ilustraciones)
Almería: Libre Albedrío, 2017
Verne y la vida secreta de las mujeres planta
Ledicia Costas (texto)
Madrid: Anaya, 2016
México
El dragón blanco y otros personajes olvidados
Adolfo Córdova (texto)
Riki Blanco (ilustraciones)
México: D.F.: Fondo de Cultura Económica, 2016
Tres caídas y un salto al mar
Esteban Hinojosa Rebolledo (texto)

Abraham Bonilla Núñez (ilustraciones


México: Ediciones Proceso, 2016
Yo te pego, tú me pegas
Antonio Ramos Revillas (texto)
Armanda Mijangos (ilustraciones)
México, D.F.: 3 abejas, 2016
Venezuela
Guachipira va de viaje
Arianna Arteaga Quintero (texto)Yo te pego tu me pegas
Stefano Di Cristofaro (ilustración)
Caracas: Ekaré, 2016







 

10. Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2017 en España


Antonio García Teijeiro ha sido galardonado con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por su libro Poemar o mar, ilustrado por Xan López Domínguez y publicado por la editorial Xerais en 2016. Desde hace 15 años que un libro de poesía no ganaba este premio. El Jurado ha decidido premiar esta obra “por ser un libro cargado de emoción, con una brillante elección léxica, donde el mar es el gran protagonista, poblado de criaturas que transitan por originales y sugerentes composiciones poéticas”.

Antonio García Teijeiro nació en Vigo en 1952 y está considerado uno de los poetas más importantes de literatura infantil en lengua gallega. Entre su bibliografía poética están: Palabras do mar (Embora) y En la cuna del mar (Creotz), ambos de 2015, pero también otros poemarios como Ventos (1992), Lueiro de papel (1995), Na fogueira dos versos (1996), Os nosos versos (1997). En narrativa, ha publicado  En voz baixa (1998), Honorato, o rato namorado (2007), Verbas de sal (2011) y Recendos de aire sonoro (2011). En castellano, su obra ha sido publicada por diversas editoriales, como Edelvives (Versos de agua), Oxford (Cuentos y poemas para un mes cualquiera, junto a Jordi Sierra i Fabra), Hiperión (Al hilo de la palabra). Su obra Versos de agua (1996) fue incluido por la Fundación Sánchez Ruipérez entre los cien libros de literatura infantil española más importantes del siglo XX.

El Premio Nacional de Literatura Infantil lo concede cada año el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante el ejercicio anterior, y tiene una dotación económica de 20.000 euros.


11. 200 joyas editoriales de todo el mundo para hablar de igualdad, derechos, libertad, sostenibilidad, amor y vida

La Feria de Bolonia, junto con la Feria del Libro para niños y jóvenes de Bolonia, se constituye, desde 1964, en el punto de encuentro anual de las editoriales de todo el mundo. Participan 300 expositores de 75 países, con más de 100 nacionalidades representadas por más de 26 mil visitantes profesionales que la frecuentan regularmente.

Más allá de ser sólo un mercado de derechos de autor, el evento, tanto por la propia naturaleza de las editoras de libros infantiles, como por el gran compromiso de la Feria de Bolonia, en estos más de 50 años de actividad, es un escenario privilegiado de encuentro de la cultura y del humanismo contemporáneo: esta realidad hace de la Feria de Bolonia un centro efectivo y concreto de trabajo en la promoción y difusión de la cultura para la infancia y la juventud, en una perspectiva cada vez más activa de la abolición de las barreras impuestas por el extremismo religioso y por la miopía política que sacuden el mundo hoy.

La industria editorial del libro para la infancia está compuesta por una comunidad de personas que cuidan a los niños y adolescentes, luchando por una educación que haga de ellos ciudadanos del mañana, creando redes de diálogo continuo y puentes culturales, contrariando vigorosamente las aberraciones ideológicas, activando e invirtiendo en proyectos de apoyo a jóvenes y jóvenes en crisis por todo el mundo. Esto por medio de sus publicaciones que transmiten mensajes de paz, fraternidad y solidaridad.

Durante la visita a Bolonia del Papa Francisco, el 1º de octubre, la Feria de Bolonia organizó con la Iglesia de Bolonia, una gran exposición de libros álbumes, de todo el mundo, dedicados a temas tales como refugiados, migrantes, sostenibilidad. Las grandes cuestiones de la vida relatadas a los niños (la muerte, la diversidad, la pobreza)... libros maravillosos de todas las culturas y religiones, de los países árabes, de América Latina, de la India, de Corea, de China y, naturalmente, de los países occidentales.

La exposición, con sus 200 joyas editoriales, es un fuerte mensaje de paz y un importante momento de concientización de todas las familias que encuentran en esas páginas un estímulo para la reflexión y una posibilidad de apertura de perspectivas.

Esta iniciativa está en gran armonía con la propia naturaleza de Bolonia, una ciudad de renombre internacional, tanto en el campo de los derechos humanos (la primera ciudad que abolió la esclavitud, Liber Paradisus) y de la educación: es al Alma Mater que se debe la primera la cátedra de Literatura para la Infancia.

La sede de la exposición fue la Basílica de San Domenico en el día de visita del Papa, y del 4 de octubre al 10 de enero, la Basílica de los Santos Bartolomé y Gaetano.

La larga duración del programa permitirá la realización de varias iniciativas dedicadas a las escuelas y familias, con lecturas y actividades a partir de la maravilla que son los álbumes ilustrados.

La exposición es patrocinada por Ibby Italia, sección nacional de la organización internacional IBBY - International Board on Books for Young People, que está luchando por todo el país para asegurar que las jóvenes generaciones tengan un mundo digno de derechos humanos.

Además de la exposición fue editado una bibliografía temática disponible gratuitamente por el enlace: www.youthful-humanism.it

Dolores Prades
Consultora da Feira de Bolonha para América Latina​

 

LA BIBLIOTECA CRECE

Estos son los libros que nos han enviado autores, librerías o editoriales. Enviamos la información correspondiente a cada uno, para que los lectores sepan que ya forman parte de la biblioteca de la Academia. Algunos tienen mayor información en nuestra página web (www.ablij.com).







Y... Otras aventuras de la bruja Lida.
Ana Eulalia Camacho (autora). Ramiro Ortega (Ilustrador). Grupo Editorial Kipus, 2016. La autora relata distintos encuentros de la bruja Lida con diversos personajes mágicos.





Cuentitos: Sopitas para dormir. María Eugenia Alvarez Peña (autora). Gobierno Municipal Autónomo de Santa Cruz de la Sierra. Santa Cruz, 2008. Seis cuentos infantiles que fueron ganadores del Premio Nacional de Literatura Santa Cruz de la Sierra 2008: Arañita, Niño como yo, Cien acres, Bailando en la lluvia, Simona, Simona y los osos mágicos.






Murmullos del viento. Antología de versos infantiles. Raúl Otero Reiche (Autor). Gobierno Municipal Autónomo de Santa Cruz de la Sierra. Santa Cruz, 2006. Una variedad de diversos poemas infantiles del autor que se publican para conmemorar los 100 años de su nacimiento.





¡Novedad! Polvo de estrellas. Francesca Romina Sdenka Oña Gonzáles (autora e ilustradora). Editorial Independiente Calamar. Sucre, 2016. Un cuento ilustrado sobre una niña que tiene miedo de todo: la noche, a las sombras, pero sobre todo a la maestra de su escuela, pero el abuelo le ayuda a sobreponerse.






EL CARTERO PASÓ POR LA ACADEMIA

Mil gracias recibí el Boletín y empiezo a deleitarme de su contenido, haré extensivo al Comité de Literatura Infantil - La Paz. 

Rita Cárdenas (Comité Literatura Infantil La Paz)

Deseo adquirir libros para mi pequeño de casi 3 años, quiero cuentos, historias, entre otros, ¿dónde podria ir a ver los libros y saber sus precios, o cómo podria hacer para adquirirlos?

gracias

gabriela romero
gabriela.romero0502@gmail.com
79362810

El Centro Cultural Benjamín de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras tiene la alegría de presentar la primera Revista Digital Boliviana dedicada a los niños y a los jóvenes “porque leer es imaginar y aprender”. Número 50 y 51, Año 5, Octubre 2017. También podrán encontrarlo en: Facebook Centro Cultural Benjamín de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras. Instagram Centro Benjamín. TWITTER

Centro Benjamín.

Sarah Mansilla

Número: 96

Fecha: Octubre, 2017