NILDA CASTRILLO DE VARAS, LA ENTUSIASTA DE LA LECTURA

NILDA CASTRILLO DE VARAS, LA ENTUSIASTA DE LA LECTURA

Nilda Castrillo de Varas, la entusiasta de la lectura

Mariana Ruiz Romero


SU VIDA Nilda Castrillo de Varas nació en Tarija en 1925, donde reside hasta el día de hoy. Escritora, poeta y educadora. Siguió la carrera de maestra jardinera en la normal de Sucre, egresando en 1944. Ha sido fundadora y directora de varios establecimientos de educación pre-básica en su ciudad natal. También es divulgadora y escritora de literatura infantil. Fue directora del suplemento infantil 'Pata i perro' del diario 'Ahora' de 1995 a 1997. También colaboró permanentemente en otros suplementos para niños, como "Goyi", en la Paz y ""Tiluchín" en Santa Cruz. Preside como presidenta vitalicia el Comité de Literatura Infantil-Juvenil de Tarija desde 1972. Dirigió hasta hace poco el club de lectura "Martín Arenales" para niños de diferentes barrios de la ciudad de Tarija. Es miembro activo e incansable de diversos comités cívicos, del Círculo de Escritores y Artistas, de la Federación de Maestros activos y la de Maestros Jubilados. Fue promotora de la revista infantil "Chaski" hasta su cancelación y realizó decenas de actividades diversas para niños, jóvenes y adultos mayores en el departamento: competencias de juegos folclóricos, concursos de cuentos y poesía, adivinanzas e historias, festivales de masitas tradicionales, etc. Esta mujer vivaz y alegre, ha sido siempre un ejemplo de dedicación y amor por su labor, promoviendo las letras y las tradiciones de su tierra. Por esta misma dedicación y empeño, ha recibido un sinnúmero de reconocimientos y homenajes. En 1988 el Ministerio de Educación y Bellas Artes de la Paz le otorga la "Medalla de Plata" al mérito Docente. En 1994 recibe un reconocimiento, "Honor al mérito" en Chosica Perú y obtuvo diversos homenajes a su vida y obra por parte de la Casa de Cultura de Tarija, el último en el año 2013. Fue acreedora del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil "Hugo Molina Viaña" en 2015, por una vida dedicada a las letras infantiles.  

SU OBRA Su producción literaria infantil es múltiple y reciente, comenzando su primera colección de cuentos en 1995. Cabe destacar que muchos de estos libros, al ser auto-publicados, cuentan con muy poca difusión en el resto del país.   

Colección Jardinera 1994 Estos seis títulos son los primeros cuentos que Nilda propone al público lector, y todos tienen un encanto especial. "El tren del alba"  es un relato poético en el que las ilusiones de un niño que juega con un tren de juguete se ven cuestionadas por su padre, que quiere tirar el viejo tren hecho de cajas a la basura y comprarle un tren mecánico: fino y caro, con el que no puede jugar de verdad ya que es "muy delicado". Ingeniosamente armado en formato de tira, el cuento se lee del derecho al revés, como si de vagones se tratase. Sin duda un relato lleno de amor y con una fina atención a las percepciones de los niños. "El joyero" es un relato precioso, cuya tapa simula ser la del joyero en cuestión, y que nos cuenta con cariño los "tesoros" que albergaba en ella la abuelita de la autora, quien va mostrando cada uno de ellos con mucha admiración y cariño, a la manera del cuento: "La piedra-águila" del autor vallegrandino Manuel Vargas.   "El cumpleaños de pichoncito", relata el transcurso de este día feliz: todo el mundo está agitado con las preparaciones y pichoncito no sabe qué hacer, metido entre las alas y patas de sus seres queridos. Como es un niño, decide que "trabajará jugando", y afanado, se pone a preparar un camión hecho de piezas rotas en el fondo del jardín. Cuando todos sus amigos llegan, incluido el pececito de cristal, la algarabía comienza: comida, canción del Pichoncito feliz, regalos... ¿pero, dónde se han ido los niños? Todos, embarrados hasta el cuello, están montados sobre el camión que pichoncito ha construido. Un maravilloso cuento acerca de lo que verdaderamente importa cuando se juntan los amigos. "El renacuajo de luz" es un relato en el que la autora intenta salvar la vida de un sapito, víctima de los maltratos de los niños, convirtiéndolo en una chispa luminosa que nos permita reflexionar sobre la crueldad. Sin embargo, tal vez por su brevedad, no sobrepasa el estilo de anécdota que refleja el mismo tema del famoso poema de Oscar Alfaro: El sapo. "La leyenda del volador" relata la iniciativa de dos niños que quieren enviar telegramas en sus volantines para sus madres. Juancito es huérfano y no sabe hacia dónde dirigir su mensaje. Sorpresivamente, el volantín se quedará en el cielo mucho rato, para regresar transformado en un artefacto luminoso, borrando la tristeza del niño para siempre. "Don Cristóbal, héroe de las rosas ò los duendes del rio" se fija en un jardinero municipal, que detesta a los niños porque le pisotean sus rosas. Las rosas de la plaza principal de Tarija son famosas, y serán unos duendes provenientes del río quienes cambiarán la actitud de don Cristóbal, haciéndolo convertirse en un ser amado por todos, especialmente los niños. La principal característica de estos seis cuentos es la capacidad de observación que demuestra Nilda, conocedora profunda de la psiquis infantil y de todas las actitudes infantiles, tanto las buenas como las malas.  

Colección Pata i perro 1995-1997 Esta serie de fascículos que salían de formamensual en el periódico tarijeño"Ahora" fueron enteramente responsabilidad de Nilda, que se encargaba de publicar poemas propios y de otros pioneros de la literatura infantil boliviana, como Hugo Molina Viaña y Alberto Guerra Gutiérrez. Los textos producidos provenían de los niños y niñas participantes del club de lectura "Martín Arenales" y la revista suplía la falta tan sentida de la revista "Chaski", que dejó de funcionar ese mismo año. El formato, en blanco y negro, proponía manualidades, recetas, cuentos y poemas. Algunos de estos escritos eran de la misma Nilda, otros provenían de la literatura universal y siempre hubo un espacio especial para las producciones de los más pequeños. Una experiencia pedagógica y creativa que está entre los mejores recuerdos de la autora, como ella misma me dice en una nota escrita este año (2016):  "[...] los años me han llenado de cursos, seminarios, certificados, méritos, premios etc.; [...] (yo) sigo en la brega hasta cuando Dios quiera [....]. Pese al trabajo del Comité y de los clubes del libro "Alberto Rodo Pantoja" y "Luis Fuentes Rodríguez" los lectores disminuyen. Los medios modernos de comunicación han convertido el libro en mero adorno de bibliotecas. Con verdadera pasión dediqué mi tiempo y creatividad al "Pata i Perro", sentía que formaba el espíritu de los niños. El día sábado era un día feliz, el taller funcionaba con una veintena de niños alegres y creativos. ¡Qué movimiento cultural en escuelas y en hogares! ¡Amo recordar!" Nilda fue, ante todo, una promotora de la lectura y de la escritura. Una amante de los libros y los cuentos, una impulsora activa y permanente de esta bella tarea y un referente de la misma en su ciudad natal 

  Colección Misiringato 2000 Estos seis títulos cambian de formato y se mueven entre el lenguaje poético y elhumor. "El bosque mudo y el sauce redivivo" sigue la tradición de Hans Christian Andersen. El relato recorre las experiencias de vida de un sauce, desde sus últimos días como árbol hasta que, convertido en madera, termina re-integrándose a la tierra.   "El bosque de la felicidad" imagina un diálogo entre un bosque plantado por los comunarios para retener al río y el mismo río revuelto, quien cesará sus embates tras una noche tormentosa. "De cómo el ciempiés se quedó sin medias y sin zapatos" es un cuento para los más pequeños que, con mucho humor, relata las desventuras de un ciempiés "comedido". El ciempiés ha ofrecido su ayuda a un cocodrilo que sufre dolor de muelas. Como imaginarán, el ciempiés se distrae con sus medias y sus zapatos y nunca cumple su encargo. "El joyero del arcoíris" es otra casi anécdota, relatada con humor, entre "la guerra" de unos peces de colores contra volantines que caen a la fuente donde viven. Curiosamente éstos también tienen forma de peces coloridos. La chispeante alegría de Nilda convierte un suceso triste para los niños, la pérdida de sus volantines, en un relato gracioso e imaginativo. "El cuento de pollito calacunqui" es el relato de un polluelo, desde su festiva salida del cascarón hasta su transformación en gallo "calaqunqui", modismo que indica a los especímenes de cuello pelado. El gallito crecerá para ser un valiente defensor del gallinero, atacando inclusive a una "carachupa" que en el sigilo de las noches se robaba los huevos. "Sapirolo y cascabela" relata el encuentro entre un sapito jardinero y una peligrosa serpiente que se lo quiere tragar. Con su astucia podrá vencerla, atrapándola en un círculo de baba. Una pequeñísima reflexión acerca de las ventajas de buscar soluciones imaginativas contra los enemigos. Esta colección posee una serie de problemas que dificultan su disfrute: los dibujos son muy planos y existen varios errores ortográficos. Sin duda un desafío para la autora es solucionar todos los detalles de este emprendimiento editorial, ya que realiza todo el proceso ella misma y encarga las impresiones en Santa Cruz, seguramente porque en Tarija todavía no se realizaban impresiones de libros en grandes cantidades y a todo color. 

  Colección Nadir 2010 Nuevamente Nilda presenta seis cuentos, ilustrados a todo color, esta vez impresos en su Rosa de los vientosciudad natal. "La estrella de la abuela" tiene como tema la Navidad y las costumbres tarijeñas que se asocian a esta fecha: los nacimientos que se preparan y se pueden visitar, la historia del cerdito y por qué no aparece en los nacimientos y otras muchas anécdotas acerca de esta festividad. "El niño de la Navidad o el rey del mundo" es también un relato de temática navideña, muy similar al argumento de "La vendedora de fósforos" de Hans Cristian Andersen, con la particularidad de que Toñito, -el niño que tres días se duerme al lado de la mesa del nacimiento-, no sufre una muerte triste, aunque está muy cerca de hacerlo. Un relato encantador con final feliz que refleja muy bien la realidad de un niño lleno de ilusiones.   "El cuento de nunca acabar" un tercer relato de tónica navideña, recupera un cuento de la tradicional oral local: se dice que los gallos fueron los primeros en sentir el nacimiento del niño. Los ceibos florecen en esta época del año, y sus flores son también conocidas como "gallitos", asociando su rojo manto con este detalle del anuncio del nacimiento de Jesús. El villancico referido al quiquiriquí acompaña la narración. "La lampalagua escarmentada" esta serpiente enorme, característica de los humedales del Chaco, quiere devorar los huevos de los suris, especie de ñandú de estas zonas. En alianza con todos los animales del lugar, los suris idean una trampa para la reptil, que la escarmentará para siempre. Con mucho humor, el relato hace reír mucho cuando el relleno sorpresa de los huevos actúa en el interior de la tragona. "El bosque azul de la vieja iguana" es un cuento de temática ecologista, que relata el encuentro de Adolfito con una vieja iguana que sueña con recuperar su bosque. La intervención de un marciano verde y una estrella fugaz añaden desconcierto a la historia. "La Rosa de los vientos" es un breve cuento de tónica moral que relata como el rey de los vientos y sus hijos recorren el mundo en busca de una pizca de bondad, que por supuesto hallarán en el acto generoso de un niño. Esta colección sufre de altibajos en cuanto a la calidad y extensión de los relatos. Sin embargo, ambas tendencias de la autora se reflejan en ellos: una es su capacidad de recontar maravillosas anécdotas y detalles de la vida tarijeña y la tradición oral; y la otra reside en buscar el humor, la maravilla y la diversión de los pequeños lectores. La intención pedagógica de algunos relatos, ya sea de índole ecologista o moral, le restan fuerza a esos relatos en particular. 

  Waldomar o el romance del gallo jerga, novela editada en 2012 Esta única novela producida por Nilda es el relato minucioso de la vida de dos muchachos que sueñan con criar gallos de riña. Su desconocimiento de algunas enfermedades propias de las aves, los harán confundir una gripe aviar que fulmina al gallinero con una pena de amor, ya que primero muere la gallinita Josefina, prenda estimada del rey del gallinero, el gallito Cirilo, quien muere a su vez. Sin embargo, los héroes de esta novela se asegurarán de aprender de todas sus desventuras (que suceden una detrás de otra), logrando su cometido y creciendo en el proceso. Los gallos de riña fueron toda una tradición en Tarija, heredada del tiempo de los españoles, y todavía se practica en algunas localidades. Se incluyen en el relato muchos modismos y formas de hablar locales, ya que el acento "chapaco" suele ser una parte definitoria del carácter tarijeño. 

  Conclusión Nilda, merecidamente reconocida por las letras nacionales, ha sido ante todo una mujer que se tomó a pecho suplir la falta de libros y estímulos para su ciudad natal. Tarija fue primero un pequeño poblado apacible, de menos de 40 mil habitantes, hoy convertida en una pujante ciudad del sur del país. Sin embargo, los niños y niñas se enfrentan a los mismos obstáculos: la falta de libros y lecturas que los motiven, que enciendan en ellos la chispa del amor por la lectura y que los formen con criterio lector. Nilda se encargó personalmente, con su maletita repleta de cuentos a cuestas, de llegar a las escuelas más alejadas, a los barrios más pobres, regalando su amor por la lectura a todos los niños y niñas por igual. Su intensa actividad, sumada a su labor literaria, reflejan muy bien la persona que es: amante de su tierra, de sus tradiciones, sus juegos, atenta a los niños, a lo que les interesa, llena de alegría, humor y creatividad. Por supuesto, los obstáculos de edición a los que tuvo que enfrentarse recuerdan a la situación de los pioneros de la LIJ boliviana, que tuvieron ellos mismos que financiar sus publicaciones y que batallaron con los mismos problemas: la falta de un apoyo editorial, la falta de ilustradores, correctores de texto y distribuidores de libros, todo el circuito que recién se forma y surge con fuerza a principios de este siglo, y que acaba de consolidarse con tres editoriales funcionando a nivel nacional: Kipus, la Hoguera y Santillana. Estas editoriales, provenientes del eje troncal, apenas ahora cuentan sucursales en esta ciudad tarijeña, donde por mucho tiempo la calle Suipacha, donde reside Nilda, fue el único refugio para quienes querían disfrutar de la lectura. 

Autor: Mariana Ruiz Romero

Publicado en: ---

Fecha: 17 Diciembre, 2016