LA FLAUTA DE PLATA

La flauta de plata

 

Isabel Mesa es una seria investigadora de nuestra cultura con la habilidad indiscutible de entregar a los niños los objetos encontrados en la historia y en la cultura bolivianas, de manera mágica y trascendente. A través de su mirada, es posible recuperar el valor de lo nuestro desde todos sus ángulos y superficies. Es el caso de La flauta de plata; un libro compuesto por cuatro cuentos. Dos de ellos basados en la investigación de los mitos y leyendas de nuestros pueblos, y los otros dos basados en lo psicológico y en la subjetividad de los niños que recuperan más bien al niño citadino, ese que también es boliviano.

 

“El Cinturón de Achane” es un cuento que recupera las creencias del pueblo Baure situado a orillas del río Blanco, en el año 1753. El personaje principal es un misionero jesuita quien interactúa con los originarios riéndose de algunas creencias y comprobando la  ingenuidad y el pensamiento mágico de éstas en un momento, para luego ser objeto de burlas y risas por parte de los Baure al no poder desmitificar otras. Lo original de este cuento es el atrevimiento de la autora para reírse de algo que parecería prohibido, un aspecto esencial de toda literatura infantil.

 

En la historia de Bolivia y en los cuentos basados en investigación histórica, los españoles deben ser los malos, los sometedores, los poderosos, los destructores, los victimadores, y los originarios deben ser los buenos, los sometidos, los humillados, los aplastados, los fracasados, las víctimas. Siempre en una relación vertical y de dominio.

 

Isabel nos presenta un cuento donde la relación entre el jesuita español y los Baure es totalmente horizontal, un día él se ríe de sus creencias y al otro día ellos lo someten a una prueba y el  misionero hace el total ridículo llegando a comprender que no todo tiene una explicación “lógica”. El valor de la escritura de este cuento está en el desenfado y la ruptura; en la posibilidad de no alimentar el odio ni sostener la posición de inferiores y engañados, para proponer un nuevo vínculo y por tanto una nueva posibilidad de recuperación cultural, más festiva y menos violenta y frustrante. 

 

“La Flauta de Plata”, es un hermoso cuento Dantesco, basado en leyendas chipayas. Los personajes fantásticos, el desarrollo mágico del relato, los elementos y los sucesos míticos, el manejo de la tensión y el misterio nos conducen por los senderos de lo telúrico, pero además de lo profundamente humano. Es Dante con su Averno, es Michael Ende con su historia interminable, es el pueblo chipaya en la pluma de Isabel Mesa que nos conducen por esos caminos de misterio y magia, que son los mismos caminos que el ser ontológicamente recorre.

 

“El Cuarto Oscuro” nos sitúa en otro universo simbólico, el de la familia de clase media. La mamá que hace sus tareas en la computadora pide a su hijo que le traiga del escritorio unas hojas para la impresora. La trama de esta historia se desarrolla en la interioridad de Juan Pablo que debe vencer a los monstruos que habitan escritorio de su padre, donde están las hojas que la madre solicita a la hora en que las tinieblas convocan a todos los espantos y aparecidos. El valiente Juan Pablo logra vencer todos los miedos y peligros para hacer semejante hazaña de modo que su poco previsora madre que no tuvo el cuidado de revisar si tenía o no hojas en la impresora cuando era de día, termine su famosa tarea. La intensidad de este relato logra atrapar al lector en la maraña subjetiva que el niño teje desde sus percepciones fantasmáticas. La luz en el cuarto pone orden y paz en el corazón del niño. Entonces los muebles se hacen muebles y los cuadros, cuadros, y el padre no es más ese monstruo enorme armado para atacarlo, es su papá.

 

“La rebelión de los cuentos” se ubica en este siglo donde una enorme y moderna biblioteca con gran cantidad de libros, tiene además un amplio espacio donde los niños pueden ver vídeo y jugar con computadoras. Este cuento confronta a los personajes de los cuentos de hadas con los tecnológicos en movimiento constante, con voz y forma que la tele ofrece para el consumo de la fantasía infantil. Ambos se enfrentan en una lucha sangrienta. Los personajes de los cuentos tradicionales luchando por la conservación de su especie, y los otros por su espacio en la fantasía de los niños. Maltrechos, lobos, brujas, caperuzas, barbies y superhéroes deciden poner a los niños como jueces del valor que unos u otros puedan tener para éstos.

 

De esta manera, Isabel Mesa, una escritora de literatura infantil contemporánea, nos regala a niños y grandes este libro de cuentos que no deberían faltar ni en el estante de literatura infantil que todo niño debería tener como parte de sus juguetes, ni en el de todo maestro de primaria que sirva de puente entre la escritora, su obra y los destinatarios.

 

Rosalba Guzmán Soriano

Academia Boliviana de Literatura Infantil

 

La flauta de plata

Isabel Mesa

Editorial Gente Común, 2005

Banda Roja (a partir de los 10 años)

 

Autor: Rosalba Guzmán Soriano

Publicación: Suplemento Fondo Negro de "La Prensa" 6/5/2007