YO QUE TÚ

Si hay algo que realmente me gusta hacer es contar historias para niños, y hoy Claudia Adriázola me ha dado la oportunidad de hacerlo. He tenido mucha suerte, porque me ha prestado su nuevo libro para niños que titula “Yo que tú”, y he sido la primera en leerlo. Y espero poder reflejar todo lo que ese libro tiene atrapado dentro de sus páginas: un poco de magia, un poco de postres, un poco de abuelas, un poco de aventura y unos cuantos niños como ustedes.

Antes de comenzar la historia tengo que hablar sobre la autora de este libro, sobre Claudia. Iniciar la lectura de un libro sin saber quién lo escribió es imperdonable, por eso recordaremos cosas importantes de nuestra autora. Para comenzar debo decirles que mi mamá y su mamá son amigas, muy amigas; y eso hace que entre Claudia y yo haya un cariño especial, más allá de que a las dos nos gusta contar historias para niños. Para continuar, les diré que el primer libro que escribió Claudia no lo hizo pensando en los niños, sino en los grandes. Es un libro de cuentos maravilloso que se llama  “Ángeles, abuelas y lunas”. No sé qué tiene Claudia con las abuelas, pero debe ser que las quiere mucho. Sobre este su primer libro pienso, y es una opinión personal, que de pronto los grandes no le hicieron saber lo hermoso que era, porque los grandes muchas veces no entienden de buenos libros y por eso, Claudia decidió escribir para los niños que sí saben decir cuando un libro es bueno y cuando no. Pero eso se lo preguntaremos a Claudia después. Entonces, mi amiga Claudia escribió su segundo libro con el que ganó una importante mención en un concurso a nivel nacional. Este libro se llama “Una aventura inesperada”. En esta novela, el tío Gustavo lleva a sus sobrinos a acampar por unos días. Al llegar al lugar, los niños deciden explorar y después de una larga caminata, se encuentran con una hacienda muy antigua que estaba totalmente abandonada. Sin embargo, la hacienda no estaba del todo abandonada, alguien merodeaba por allí… Y ahora sí, puedo comenzar a contarles de qué trata su nuevo libro “Yo que tú”.

Nicolás es un niño de once años que vive con sus padres, sus dos hermanas y su abuela. A él le gusta hacer lo que a todo niño de once años: jugar fútbol, ver tele, comer papas fritas, helados y hamburguesas; de vez en cuando ir al cine y salir a pasear con sus papás.

En casa de Nicolás siempre reina la alegría gracias a su abuela Tatis que vive con ellos desde que murió el abuelo. Tatis se desvive por los nietos y cocina delicias, pero su especialidad son los postres, aquellos que tanto le gustan a Nicolás y a su hermana Julieta. Tatis es una abuela tan especial, que es capaz de crear postres de la nada y ponerles los nombres de sus nietos. Vivir con ella es algo fantástico.

Pero Nicolás, como todos ustedes, va al colegio. Y allí ha observado a dos compañeros que le llaman mucho la atención. Mariana, que es una niña que está en su mismo curso, pero que siempre que él se sienta a comer tranquilamente su merienda, ella se sienta a su lado para quitarle parte de la misma. No saben cómo esto le molesta a Nicolás.

El otro niño es Noel, aquel compañero que siempre se queda sentado en el banco de suplentes mientras los demás juegan fútbol. Es que Noel juega tan mal que nadie lo quiere en el equipo… ¿Saben por qué? Porque es un experto en meter goles al arco contrario. ¡Es la pesadilla del equipo!

Pero un día, y aquí está lo interesante de la historia, Nicolás ve a un señor extraño a quién encuentra en varias ocasiones: un pequeño hombrecito de ojos oscuros y bigotito negro que parece un mago de esos que salen en los circos. Se le acerca a Nico y le dice que tiene algo muy especial para que Nico lo pruebe, un objeto mágico. Nico no le hace caso, porque los niños no hablan con extraños; pero éste, es un hombrecito muy insistente. Reaparece una vez más. A Nico le pica la curiosidad y se anima a hablarle y a preguntarle qué es ese objeto mágico que quiere darle… Bueno, debo ser muy honesta con ustedes. Claudia me regaló su libro hace como un par de semanas para que lo leyera, pero yo tenía tanto, pero tanto que hacer, que recién lo abrí esta mañana cuando me acordé que tenía esta presentación. Y no alcancé a terminarlo. Me quedé justamente en que el extraño hombrecito y Nico se encuentran. Cuando el hombrecito se acercó a la oreja de Nico para contarle su secreto, ya tuve que venir… Así que me quedé tan intrigada como ustedes y quiero saber realmente lo que pasó después.

Lo que si puedo decirles con seguridad es que Claudia ha escrito el libro con las palabras adecuadas para que podamos entenderla, que es un libro escrito desde el punto de vista de su protagonista; como si Claudia fuese Nico. Además, es una novela que se puede leer muy rápido porque habla de lo que a nosotros nos interesa: del colegio, de los compañeros, de los deliciosos postres con crema y chocolate y del fútbol. Y por si fuera poco, en la parte final del libro, la abuela de Nicolás nos dejó escritas tres de sus recetas más exitosas: “El sueño de Nico”, “La copa Julieta” y “Delicia Marianita”.

Yo que tú, me leería el libro hoy mismo.

Autor: Isabel Mesa Gisbert

Publicación: Presentación del libro en La Paz. Marzo, 2012