FÁBULA VERDE

 

EL PREMIO LATINOAMERICANO 2012 (ACADEMIA PERUANA DE LIJ)

                                                       FÁBULA VERDE DE ISABEL MESA
 

El Premio Latinoamericano 2012 convocado por la Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil contó con la participación de un alto número de autores, fue entonces lógico que los jurados, tanto de uno como del otro nivel convocado, encontraran obras de calidad, merecedoras muchas ellas de haber obtenido el máximo galardón. Fue lo ocurrido en el nivel juvenil, donde intentando un nivel de justicia, y ante la imposibilidad de dar más de un premio, se decidió otorgar Menciones Honrosas a cuatro de los textos concursantes. Al abrir las plicas de estos libros aparecieron nombres de reconocidos escritores, con importantes trayectorias dentro de la literatura del continente.
   
Uno de estos libros fue Fábula verde, de la boliviana Isabel Mesa, quien con este texto una vez más nos lleva y recrea por sus tópicos preferidos: la cultura aborigen, la historia y la modernidad, moviéndose hábilmente entre los planos realista y fantástico, lo que obliga al lector a participar en un juego de la imaginación que demanda una actitud avizora e inteligente. A ello nos tiene acostumbrado por algunos de sus libros, como pueden ser La portada mágica, Trapizonda o La esfera de cristal.
   
Fabula verde es una novela futurista con un mensaje ecológico, pero es también un texto con todos los ingredientes propios de una aventura de acción, con persecuciones, secuestros, mensajes codificados y escapadas peligrosas y emocionantes, en el que la autora, y como si todo esto no fuera suficiente para lograr un libro de interés para el público adolescente al que está dirigido, es capaz de combinar hábilmente, en voz de sus propios protagonistas,  una serie de leyendas de los pueblos aborígenes con la trama que va desarrollando la novela, lo cual hace que estas no molesten y que el lector las conozcan de manera divertida.
   
Otros muchos elementos que son afines a los jóvenes de hoy en día acercan el texto a su lector implícito, desde los códigos de la escritura del chateo hasta un sinnúmero de equipos electrónicos (tabletas, laptops,  irisphones, pantallas virtuales...) usados en oficinas y cibercafés para la comunicación en servicios como el Twitter y el Facebook; y otros muchos propios de la ciencia ficción que la autora crea para alertarnos que el mal uso de todos estos recursos pueden convertir al hombre en una máquina deshumanizada.
    
Este realismo, dentro de los parámetros de la literatura de anticipación científica es combinado con un recurso propio de la más común de las fantasías de los niños y de los pueblos primitivos: el antropomorfismo.
   
Al final, triunfa el bien sobre el mal, y las deidades protectoras marchan satisfechas pues los lectores se habrán enriquecido con el mejor de los goces estéticos y también aspirarán a un mundo mejor.

Autor: Luis Cabrera Delgado (Cuba)